El fabricante finlandés de móviles ha apostado con mano firme en la diversificación del negocio de telefonía, desarrollando una plataforma de I+D en comunicaciones de banda ancha, concretamente en las redes de radio de tercera generación con funcionalidad HSPA+, y ha anunciado en un reciente comunicado junto a Telefónica, que esta compañía adjudicará a la empresa Nokia Siemens Networks la modernización de sus redes con el fin de multiplicar por seis la velocidad actual de banda ancha móvil.

El proyecto tendrá una duración de al menos tres años, y permitirá a Telefónica incrementar las velocidades de descarga de datos desde los 7 megas por segundo a los 42 Mbps, optimizando la capacidad actual de la infraestructura de la operadora.

La iniciativa de modernización prevé la posibilidad de proporcionar acceso simultáneo 3G y GSM utilizando la misma banda de espectro de radio, economizando los medios existentes, y una vez que las autoridades que se encargan de regularlo den su visto bueno. Nokia Siemens Networks desplegará nuevas funcionalidades para responder a las demandas de velocidad por los clientes, y gestionará y monitorizará de forma directa todo el proceso y funcionamiento de las redes desplegadas.

Entre los objetivos que se quieren conseguir, destaca el aumento de eficiencia energética, lo que conllevaría una reducción del impacto medioambiental de la red, al utilizar menos recursos para un mismo fin. También se dará uso a las estaciones ya construidas para la futura LTE.

El ahorro estimado en el consumo anual de energía, por efecto de la modernización de la red equivaldrá, según previsiones, al consumo de energía de siete mil hogares españoles, dato que será tenido muy en cuenta en estos tiempos que vivimos.


Etiquetas: ,