Mucho se ha hablado sobre cómo sería el primer móvil con Windows Phone desde que allá por el mes de febrero Nokia y Microsoft anunciaran su acuerdo. La respuesta al enigma ha llegado y se llama Nokia Lumia, presentado en sociedad en Londres y que llegará antes de finales de año, tal y como prometieron no hace mucho las dos compañías envueltas en un proyecto que tratará de hacerse hueco entre los smartphones con Android y los iPhone.

Desde entonces, la compañía finlandesa trabaja a destajo para recuperar el terreno perdido con sus competidores y sacar el máximo provecho a Mango, la última versión del sistema operativo de Microsoft, que también se juega mucho en el proyecto. El Excel London, con más de 3.000 asistentes, ha sido el escenario en el que, Stephen Elop, CEO de la finlandesa, ha presentado Nokia Lumia 800, cuyo lanzamiento está previsto para noviembre en 31 operadores de seis países, entre ellos España.

El Lumia 800 incorpora una pantalla AMOLED de 3,7 pulgadas ClearBlack y un procesador de 1,4 GHz con aceleración hardware y procesador de gráficos. Saldrá con una memoria interna de 16 GB, aunque el sistema de almacenamiento en la nube SkyDrive le permitirá contar con 25 GB extra. En cuanto a la cámara, cuenta con óptica Karl Zeiss y 8 megapixels. Se trata de un teléfono elegante fabricado en policarbonato y que estará disponible en tres colores: negro, cyan y magenta.

También fue presentado el hermano menor de la serie Lumia, el 710, con los mismos sistemas operativos y procesador, pero destinado al consumidor masivo, con materiales de menos calidad y una cámara de 5 megapíxeles.

Nokia Lumia 800, el primer móvil con Windows Phone

Consulta disponibilidad y precios de smartphones libres aquí.