La recién inaugurada plataforma de juegos para los terminales móviles de Nokia no ha estado exenta de polémica a pesar de la buena acogida entre el público. El problema que han revelado los usuarios, es la imposibilidad de pasar el juego de un teléfono a otro, una vez que ha sido descargado.

Aunque Nokia señala que el motivo principal de esta decisión era prevenir la piratería y garantizar beneficios a los desarrolladores de videojuegos, reconocen que limita excesivamente a los usuarios. El inconveniente es que si éstos cambian de teléfono, tienen que volver a descargarse el juego para poder utilizarlo en su nuevo terminal, pese haber pagado por él ya una vez.

El problema, desvelado por la web All About N-Gage, parece que será solucionado en breve. La compañía ha manifestado sus disculpas por las molestias que haya podido causar y ha mostrado su intención de “encontrar una solución apropiada para transferir los videojuegos descargados de N-Gage a nuevos teléfonos de Nokia”.

Por el momento presentarán una solución intermedia para poner fin a este inconveniente, pero están trabajando en los laboratorios Nokia Care Centers para conseguir una solución definitiva.

Información cortesía de:


Etiquetas: