Parece ser que la crisis que abarca todos los sectores, no deja de lado el sector militar, en el que han descubierto las virtudes de la última joya de Apple, el iPhone/iPod. Su variedad de aplicaciones, potencia de procesador y rendimiento gráfico le hacen ideal para las tareas que puede requerir un soldado en cualquiera de sus misiones.

Puede que no sean artilugios todoterreno, pero suplen de sobra con el precio las características que tendrían que encargar y diseñar específicamente de otro modo. Hay que reconocer que la gran calidad visual para visualización de mapas y posicionamiento con ayuda del GPS, los traductores existentes y las funciones de identificación facial de las que se puede hacer uso en conjunción con la cámara (GPS y cámara sólo en el caso del iPhone) son los primeros conceptos que se vienen a la cabeza como utilidades militares.

El iPod es más numeroso que el iPhone, a pesar de su inferioridad en hardware pero compensación en costes de compra. Aparte de evitar complicados manuales de uso al estar la mayoría d elos soldados familiarizados con esta intuitiva tecnología, ya sea por poseerlos con anterioridad o por haberlos visto en otras personas, se consigue que maten sus momentos de ocio y alejamiento de los hogares de una forma amena con sus juegos y utilidades para todos los gustos.

Consiguiendo crear una de las mezclas más exóticas, el trabajo y el placer. Otras utilidades que detallan los soldados estadounidenses son la videoconferencia en tiempo real (algo poco novedoso pero agradecido) y la posibilidad de visualizar contenidos multimedia, como videos e imágenes enviados, de la zona de conflicto sobre la que se encuentren, tomados previamente desde el aire.

Las tecnologías siempre se han visto impulsadas con ferocidad en tiempos de guerra o crisis, y el ejército parece dispuesto a invertir seriamente en la creación de aplicaciones de forma privada para el iPod/iPhone, algo que en un futuro revertirá en aplicaciones convertidas para los usuarios.

Apple no para de comerle terreno al mundo de los PDA y de los videojuegos, se cierne una serie amenaza sobre el concepto de asistente personal y de entretenimiento que nos rodea, definiendo un nuevo concepto e interfaz en cada paso, habrá que esperar al nuevo iPhone para evaluar la nueva vuelta de tuerca que se espera, puede que siga siendo poco puntera en el hardware en conjunto,pero sin duda será innovadora y no dejará indiferente a nadie.


Etiquetas: