Los cubanos podrán finalmente usar teléfonos móviles. Raul Castro, dentro de sus ‘novedosas y abiertas’ medidas para facilitar el acceso a las tecnologías de consumo, ha decidido que los cubanos puedan tener móvil.

En realidad ya había muchos ciudadanos cubanos con móvil, los privilegiados de siempre y los que lo habían obtenido a través de extranjeros que visitaban la isla, ya que utilización estaba limitada a los turistas y a los funcionarios del gobierno. Ahora todos aquellos que tengan recursos podrán comprarse un teléfono móvil.

Etecsa, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba "está en condiciones de ofrecer a la población el servicio de telefonía celular que se ofrecerá mediante el contrato personal en la modalidad prepago", decía el viernes pasado el diario Granma.

Me he acostumbrado tanto al teléfono móvil que me cuesta imaginarme un mundo sin estos aparatos; sin embargo, hace poco más de diez años no estaba tan extendido su uso y eran pocos los que tenían uno. Si veías que ibas a llegar tarde, pues no había más remedio que llegar tarde; si surgía un contratiempo, intentabas solucionarlo como pudieses; si se pinchaba la rueda, sólo podías esperar a que pasase otro coche a ayudarte. Ahora cuando nos quedamos sin batería en el móvil es una pesadilla.

En Cuba hasta ahora han vivido sin teléfonos móviles, como nosotros hasta hace unos diez años, a ver en cuánto tiempo se convierte en un objeto de primera necesidad. Nosotros hablando de los últimos teléfonos móviles, de lo bonitos y maravillosos que son nuestros nuevos modelos, y nos olvidábamos de que hay sitios donde algo en donde algo tan tonto es todo un privilegio.