Motorola, un fabricante de telefonía móvil que se ha dedicado más al diseño que a la funcionalidad de sus móviles en lo últimos años, parece querer enmendar ese abandono por el software y se ha apuntado a la "moda" android con bastante acierto.

Tras ver por España el Motorola Dextde la mano de Movistar, ahora esperamos la llegada del Motorola BackFlip, un terminal que incoropora teclado qwerty a su manera. Porque el teclado se sitúa a la espalada del teléfono mientras la pantalla quea de frente, pudiéndose manejar en ese estado mediante un ratón óptico cada vez más estandarizado entre los smartphones.

La sorpresa está en que el teléfono se abre cual libro de texto para poner el teclado bajo la pantalla y del derecho. Nada de sistemas slider ni teclados escondidos bajo la pantalla, todo se ve desde fuera. Si al peculiar diseño le añadimos unas cuantas características típicas de los terminales Android como WiFi, Bluetooh, cámara de 5 megapixels y pantalla de 3’1 pulgadas, tenemos un teléfono cuyo precio decidirá su éxito frente a los "droides" de HTC que dominan actualmente el mercado Español.

Vemos, una vez más, como las pantallas táctiles son demandadas junto a teclados físicos completos, que favorecen mucho las tares de mensajería y comunicación frente a los teclados en pantalla.

Primero porque se gana visibilidad al no tener que escribir sobre la pantalla, y segundo porque es más preciso escribir sobre teclas físicas que sobre teclas "virtuales". Las tendencias en este aspecto son cada vez más claras.


Etiquetas: ,