El póximo Motorola Aura empieza a despertar espectación, puede que sea o no una campaña de Marketing la noticia que se ha filtrado sobre el supuesto contrato de compra venta que será de obligatorio cumplimiento al adquirir el terminal.

Y es que parece ser que este teléfono exclusivo, dato que marca ya de por sí su estratosférico precio de unos 2000 dólares, no podrá revenderse al tener que firmar una claúsula en la compra que prohibe realizar la transacción futura si se diese el caso.

Según fuentes cercanas a Motorola, el mayor miedo proviene de eBay, donde pretenden que no aparezcan unidades de este terminal, asegurando de esta manera que todo lo que se venda diciendo que es un Motorola Aura sea considerado una imitación oriental de dudosa calidad, para aportar prestigio al terminal de inminente apàrición en el mercado.

Habra que registrar el teléfono en la web de Motorola para ello, de manera que el dueño quede plenamente identificado. La teoría es que al tener el teléfono asociado a un titular, la propia Motorola intervendrá para detectar si los datos del poseedor coinciden con los del titular. Algo que parece una quimera puesto que exige un despliegue logístico de dudosa utilidad y grandes pérdidas económicas.

Si esto fuera así sentaría un peligroso precedente puesto que aparte de estar sometidos al posible contrato de un operador, estariamos expuestos ahora a un contrato con el fabricante. Algo peligroso y bastante inútil e incotrolable a día de hoy.


Etiquetas: ,