Ha sido uno de los últimos smartphones en llegar este año pero, como se suele decir, la espera ha merecido la pena. El Moto G de Motorola viene para resucitar una marca que en España ha tenido siempre mucho tirón. Vuelve por todo lo alto, con un terminal que a simple vista engaña y tiene mucho que ofrecer.

Si todavía estás buscando un smartphone para regalar en Reyes, hoy en Tecnología de tú a tú te contamos todo lo que tienes que saber sobre el Moto G en nuestro análisis en profundidad. Sigue leyendo y descubre por qué mucha gente se ha volcado con este terminal que tiene más virtudes además del precio.

Carcasas intercambiables, la clave de su diseño

Siempre que compramos un móvil, lo que solemos hacer al poco tiempo es ponerle una carcasa. Le protege de los golpes, pero lo más importante: da un toque de personalidad que dice que ese smartphone es nuestro y de nadie más. Las tenemos de todos los colores, formas y materiales.

Sin embargo, Motorola quiere que usemos las suyas, las oficiales. Primero por la calidad que ofrecen y segundo porque hay muchos colores donde elegir. Unas líneas más arriba tienes todos los colores disponibles ¿con cuál de todas ellas te quedas?

Aunque la carcasa es importante, hay que destacar otros elementos del Moto G. Su diseño ligeramente curvado en la parte trasera hace que el agarre sea muy cómodo. No molesta en mano y en proporción tamaño y peso es un terminal que nos gustará tener en la mano en todo momento.

Algunos pequeños detalles, como el círculo convexo en la parte trasera, nos permite coger el móvil de forma más fácil. Resumiendo: personalización, comodidad y un diseño sencillo pero muy resultón. Sin embargo, esto es sólo una pequeña parte de lo que ofrece el Moto G.

Un smartphone pequeño para todas las manos

Moto G

Parece que los smartphones tienden cada vez a ser más grandes: tamaños que se disparan hasta superar las cinco pulgadas en muchos casos. El Moto G de Motorola nos recuerda que todavía hay vida y no hace falta tener un smartphone gigante para tener lo último del momento.

Con una pantalla de 4,5 pulgadas, tenemos un smartphone perfecto para quien busca un dispositivo que no abulte demasiado. Su tamaño es perfecto para entrar en cualquier bolsillo. No sólo eso, también ofrece una pantalla de muchísima calidad y demuestra que no todo es Full HD.

La combinación de su resolución HD, a secas, con su tamaño nos deja una densidad de píxeles por pulgada excelente. Veremos todo con nitidez y por mucho que nos acerquemos a la pantalla no podremos discernir cada puntito que la compone. Se ve estupenda desde cualquier ángulo y es perfecta para ver fotos, vídeos y leer.

Pequeño pero matón

Otra gran virtud de los smartphones de gama alta es su procesador. Siempre hablamos de sus cuatro núcleos y lo rápido que van. Parece que esa velocidad es un territorio exclusivo para los modelos más caros pero el Moto G nos trae esa velocidad sin necesidad de hacer una gran inversión.

Su procesador de cuatro núcleos, junto a 1GB de RAM y un proceso de optimización muy cuidado, nos aporta un rendimiento sobresaliente que deja en evidencia a muchos smartphones Android. Es veloz y se atreve con cualquier tipo de aplicación y juego, no importa si es en 3D o no.

En las pruebas técnicas llamadas benchmarks, los datos que dan son equivalentes a los de un smartphone de gama alta de hace un año. Es decir, no tiene el rendimiento más puntero pero sí más que muchos terminales de gama media con un precio que ronda los 200/300 euros. Resulta difícil, sino imposible, encontrar un terminal mejor por tan poco dinero.

Una batería que dura de verdad

Si hay algo que siempre miramos con lupa cuando compramos un smartphone es su batería. Queremos que dure, y mucho, pero no siempre es fácil encontrar un terminal que nos ofrezca muchas horas de funcionamiento. La optimización de rendimiento del Moto G demuestra que es posible tener un smartphone que aguante un día sin problemas.

En las pruebas que hemos realizado en Tecnología de tú a tú, hemos logrado que el móvil aguante un día completo de batería intercalando conexiones WiFi, datos móviles, navegación web, juegos… Se ha comportado a la perfección y sólo al final del día ha pedido que le conectemos a la corriente.

Hablando de cargarlo, recordad que el Moto G no viene con cargador USB por lo que si ya teníais un móvil antes podéis volver a utilizar el que ya teníais. Una opción económica, pero que también nos ahorra coleccionar un montón de cargadores y enchufes que luego no utilizamos.

Conclusiones

Ya hemos hablado del Moto G en profundidad repasando las principales claves pero ahora la gran pregunta es: ¿es un smartphone que merece la pena comprar? La respuesta es muy sencilla y clara. Sí.

Es un smartphone que ofrece una gran calidad y en relación con su precio es imbatible. Por menos de 200 euros tienes a tu alcance uno de los smartphones Android más avanzados del momento. No es un tope de gama, hay que ser realistas, pero en la liga en la que juega es el crack indiscutible.

Si todavía estás buscando un móvil para regalar en Reyes, el Moto G es tu mejor opción si tienes un presupuesto más ajustado. Recuerda comprar una carcasa de color para que su Motorola sea único al de la mayoría de la gente.

 

Puedes encontrar más información sobre el Moto G en la tienda online de El Corte Inglés.

En Tecnología de tú a tú | Regalos tecnológicos: los mejores accesorios para sorprender a nuestros amigos


Etiquetas: , ,