Las cámaras de nuestros móviles consiguen unos resultados impresionantes incluso si los comparamos con muchas cámaras compactas tradicionales, pero lo más increíble es que mejoran año tras año. Es una situación a la que nos estamos acostumbrando y que sin embargo no es valorada como se merece. Conseguir que una óptica  y un sensor tan pequeños genere contenidos de tanta calidad es realmente complicado, fundamentalmente porque es complicado introducir mucha luz ahí dentro, que es en definitiva la materia prima de la fotografía.

Toda la industria que hay alrededor de las cámaras se está alineando con la de los teléfonos móviles para avanzar todo lo posible en este campo. Diferentes ingredientes están consiguiendo que así sea: inteligencia artificial, múltiples sensores, mayor potencia de proceso… Ahora bien, ¿qué ocurre con las cámaras frontales?

Es cierto que los sensores delanteros siempre van un paso por detrás en tecnología que las principales, pero muchos fabricantes son conscientes de que el selfie es un tipo de fotografía demasiado importante como para no intentar marcar diferencias con ella. También es cierto que el espacio que queda en la zona frontal dificulta integrar cámaras tan potentes como en la trasera.

En este artículo vamos a conocer cómo podemos mejorar en la técnica y qué teléfonos del mercado se toman esta especificación en serio; cuáles son sus puntos diferenciales y en la medida de lo posible enseñar productos de todo tipo de precios. No hay que tener un teléfono de 1.000 euros para salir bien el selfie.

Cómo hacer los mejores selfies, guía paso a paso

1. Tenemos que dominar la luz

Entender que la fotografía es luz y es la principal herramienta por encima de cualquier cámara. Como ella dibuje la escena determinará lo atractivo del retrato, o cualquier tipo de fotografía.

Lo mejor es utilizar la luz ambiente, ya que su calidad y difusión pueden conseguir que el resultado sea natural. Pero cuidado, si el Sol está pegando muy fuerte nos puede quemar la imagen al tiempo que crea sombras muy sólidas. Diríamos que es mejor un día nublado, que nos difuminado bien ese poder solar.

En cuanto a horas, si lo que queremos es algo atractivo, apuesta por el amanecer o las puestas de Sol, con una luz suave que dibujará muy bien los rostros. Si estamos en interiores, acerca al sujeto a una ventana, mejor si tiene una cortina traslúcida que matice la luz exterior. En ningún caso recomendamos el flash si podemos evitarlo.

2. Todos tenemos un lado bueno

Se trata de que nos conozcamos y con la fotografía digital podemos disparar infinidad de veces, así que os invitamos a probar hasta que comencemos a ver cómo resultamos más atractivos: cambia ángulos, peinados, el rostro con respecto a la fuente de luz, pero en todo caso evitemos ángulos extremos.

En esa búsqueda del ángulo ideal, intentemos jugar con la profundidad, un rostro completamente plano no suele ser bonito. Prueba también con la distancia a la que te haces el selfie: cuanto más cerca más distorsión tendremos, así que alarga un poco el brazo si no te ves muy natural.

En cuanto a nuestra forma de actuar, lo mejor es usar expresiones naturales y relajadas. Ante la duda sonríe. Si la foto tiene cierta distancia, es mejor que nuestra espalda esté bien recta y los brazos algo despegados del cuerpo.

3. Cuida el fondo

Independientemente de que vayas a realizar un desenfoque o no del fondo, es importante que lo estudiemos y elijamos en consonancia a nuestra indumentaria, pensemos si va a mejorar la imagen o nos va empeorar el resultado.

Si estamos en exteriores y es bonito, como un paisaje, potenciémoslo y démosle más espacio. Si estamos en un cuarto, intenta ordenar la escena de forma que la composición quede atractiva.

La foto no es algo plano, compuesta por nosotros y un fondo, así que atención a los elementos que puede haber delante y detrás de nuestra persona, pueden conseguir crear cierto volumen en la imagen, cuenta con ello.

4. Aprende tu cámara

Cada móvil cuenta con sus modos de funcionamiento, y a la hora de fotografiar tiene sus ventajas e inconvenientes. Por esto es necesario ganar mucha experiencia con él, familiarizarte con los controles y su forma de actuar. Seguro  que sacarás mucho mejores resultados con el tiempo.

En la mayoría de los teléfonos vamos a tener un modo retrato en la cámara principal, pero no siempre en la parte frontal. Los teléfonos con doble cámara sí suelen contar con él y hay que sacar partido de la posibilidad. Proporcionan desenfoques selectivos de mayor calidad que simulándolos por software.

5. La foto no está terminada hasta que no la proceses

Sí, como si de un ordenador se tratara, nuestro teléfono móvil hoy en día es una herramienta perfecta para editar y procesar imágenes. Es el plus que te va a permitir convertir una foto normal en algo especial.

Te recomendamos que pruebes aplicaciones muy potentes a nivel general como Snapseed (iOS, Android) o Photoshop Express (iOS, Android). Si buscas herramientas más sencillas, tienes Pixlr (iOSAndroid) o enfocadas al selfie como YouCam MakeUp (iOS, Android) o YouCam Fun (iOS, Android).

Ahora vamos con los teléfonos, de todo tipo de precios y colores. Llegados a este punto, has de recordar una cosa: las cifras más llamativas no siempre implican más calidad, pero siempre es buen contar con más megapíxeles, ya que nos estarán dando más resolución a cambio. También es positivo disponer de una apertura menor para que entre más luz al sensor.

¿Quieres doble cámara para tus selfies?

¿Quién dijo que no había múltiples cámaras en el frontal? Pues no es la norma pero cada vez es más fácil encontrarnos con esta configuración, y no es algo exclusivo de los teléfonos más caros y potentes. En algunos casos se utiliza para realizar mejor los desenfoques, en otro para tener más angular, pero lo que está claro es que han llegado para sumar.

Samsung Galaxy S10+

Galaxy S10+

  • Cámaras de 10 y 8 megapíxeles, con apertura f/1,9 y f/2,2

El S10+ utiliza el segundo sensor para medir la profundidad de los elementos en escena y así poder conseguir un desenfoque de mayor calidad en los retratos. El sistema de cámaras también destaca por contar con un enfoque automático tan bueno como el de cualquier cámara principal, algo no muy habitual.

boton compra

LG V50 ThinQ

V50

  • Cámaras de 8 y 5 megapíxeles, con apertura f/1,9 y F2,2

LG apuesta por una cámara angular estándar (80º) y otra gran angular (90º), para que puedas hacerte selfies a ti mismo o tomarlas en grupo sin demasiado problema. También es capaz de aplicar desenfoques una vez realizadas las fotos. El desenfoque se puede ajustar antes y después de hacer la foto para conseguir la imagen perfecta y permite abarcar hasta 3 personas.

boton compra

Huawei 20 Mate Lite

Huawei

  • Cámaras de 24 y 2 megapíxeles

Huawei es una de las empresas más avanzadas en inteligencia artificial y aquí ha jugado con su integración en los selfies para realizar el filtro de mejora y belleza. La segunda cámara está para medir profundidad y realizar un mejor desenfoque. Destacar que este teléfono es bastante asequible en comparación al resto.

boton compra

Esas cámaras que aparecen y desaparecen

Se trata de una nueva y llamativa tendencia que algunos teléfonos están asumiendo: introducir mecanismos que despliegan cámaras ocultas o le dan la vuelta a la principal para que sirva como cámara selfie. Ya hay un par de ejemplos disponibles en nuestro mercado:

OnePlus 7 Pro

oneplus 7 pro

  • Cámara de 16 megapíxeles, con apertura f/2,0

La cámara del OnePlus 7 en su versión Pro permanece oculta dentro del cuerpo del teléfono, para presentar un frontal todo pantalla con un diseño bastante espectacular. El mecanismo está hecho para durar: ha sido probado para aguantar 150 activaciones al día durante 5 años.

boton compra

Samsung Galaxy A80

Galaxy a80

  • Cámaras de 48 y 8 megapíxeles, y HQVGA, con aperturas f/2,0, f2,2 y f/1,2

Las mismas cámaras para hacer fotos normales y selfies, gracias a un sistema giratorio que hace que apunten hacia adelante o detrás según nuestras necesidades. Estos nos garantiza una calidad de imagen incomparable: sistema de triple cámara con gran angular y sensor de profundidad.

boton compra

Subiendo la resolución a 32 megapíxeles

Otra tendencia en los sensores frontales es la de subir hasta los 32 megapíxeles, una cifra impensable hace poco tiempo, más propia de ver en la cámara trasera de los teléfonos. No faltan ejemplos desde la gama más alta hasta teléfonos bastante asequibles:

Huawei P30 Pro

Huawei P30 Pro

  • Cámara de 32 megapíxeles, con apertura f/2.0

Si buscas nitidez en tus selfies e inteligencia artificial para mejorarlos, mira a la cámara el de P30 Pro. Entre sus modos de funcionamiento destaca claramente un Súper Noche que nos permite tomar fotos bien iluminadas, incluso en entornos oscuros.

boton compra

Samsung Galaxy A70

Samsung Galaxy A70

  • Cámara de 32 megapíxeles, con apertura f/2.0

En un nivel intermedio de precios tenemos un teléfono brillante, que nos permite hacer selfies con mucha resolución, también desenfocar el fondo. Samsung ha desarrollado un sistema de emojis basados en realidad aumentada que nos permite expresarnos de forma divertida.

boton compra

Xiaomi Mi A3

mi a3

  • Cámara de 32 megapíxeles, con apertura f/2.0

Una opción muy asequible que cuenta con una gran cámara frontal, a la que no le falta resolución, inteligencia artificial y selfies panorámicos. Interesante conocer que estamos ante un terminal Android One, con todo lo básico del sistema de Google y sin añadidos superfluos.

boton compra

Selfies con los teléfonos de Apple

  • Cámara de 12 megapíxeles, con apertura f/2.2

Los iPhone siempre han sido buenos haciendo selfies, pero tampoco han destacado sobre los demás, en esta nueva generación Apple ha decidido mejorar las cámaras frontales – en iPhone 11 y 11 Pro – pasando de 7 a 12 megapíxeles.

TrueDepth es una cámara frontal capaz de grabar vídeo 4K a 60 imágenes por segundo, también han introducido un modo en cámara lenta que se mezcla con el selfie llamado “slofie”.

iPhone 11

iPhone 11

boton compra

iPhone 11 Pro

iPhone 11 Pro

boton compra

Imágenes | Apostolos Vamvouras Johan Mouchet| Jamie | Duri
En Tecnología de tú a tú | Guía práctica de selfies: 9 trucos para que no acabes con el cuello fracturado


Etiquetas: