Los fabricantes renuevan constantemente sus catálogos con nuevas terminales, pero a veces nos resistimos a cambiar cuando nos hemos habituado a un teléfono. Esta es la conclusión de un estudio realizado por The Phone House que desvela que los consumidores españoles tienen a lo largo de su vida una media de seis teléfonos celulares.

La razón habitual del cambio suele tener que ver más con las promociones de los operadores que con el interés por hacerse con un dispositivo con más funcionalidades. Así el 35,68% de los encuestados afirma haber cambiado su móvil por una de estas publicidades. Por otro lado, el segundo motivo más importante sería la necesidad, ya que un 31,54% señaló haber adquirido un nuevo terminal como consecuencia de una avería o rotura del anterior. En tercer lugar, con algo de diferencia respecto al segundo, estaría "el simple placer", con un 21,58%.

Los jóvenes serían los usuarios más receptivos al cambio continuo, siendo la franja de edad comprendida entre 18 y 25 años los que renuevan sus móviles con más frecuencia. Por otro lado, los más reaccionarios son los mayores de 60 años, que mantienen sus teléfonos más de dos años.

En cuanto a factores determinantes que se plantean los españoles a la hora de un cambio de teléfono están las tarifas económicas de los operadores (55,6%), el diseño (13,96%) y el precio del propio dispositivo (13,28%).

Información cortesía de: