Cualquiera que tenga firmadas permanencias con un operador debería saber que se firma un contrato en el que el cambio de condiciones, de forma unilateral por una de las partes, permite romper el mismo sin sanción económica por ello.

Pero tanto Movistar, Vodafone y Orange (los tres principales operadores no virtuales junto a Yoigo) buscan argucias e interpretaciones de la legislación vigente para no hacerlo. En su momento cambiaron la tarificación por segundos a minutos (luego se retractaron debido a la presión de la CMT, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), pasaron a cobrar los desvios de llamada, los establecimientos de llamada fueron incrementados, etc.

Esto supone una ruptura uinilateral de esas condiciones y debería permitirnos liberarnos de cualquier atadura con ellos, pero no es así. Aprovechando la diferenciación entre contrato por servicios prestados y por apoyo en la compra de terminal subvencionado, se escudan en que no te cobran sanción por la ruptura del contrato de servicios prestados (esto jamás ha tenido sanción salvo que se adquiriera un terminal junto a la firma del contrato), pero si por el apoyo económico del terminal.

Es decir, que según esta interpretación podríamos llevarnos la línea a otro operador, pero mantener el teléfono con Movistar por ejemplo, situación surrealista e insostenible físicamente. Los operadores se excusan en que son contratos independientes, pero realmente uno es esclavo del otro. Pero con el consentimiento implícito de la CMT, que da la callada por respuesta ante atropellos tarifarios como los contados anteriormente, los operadores hacen que si queremos reivindicar nuestros derechos ante sus modificaciones contractuales tengamos que contratar un bufete de abogados.

Para quién no lo sepa, por ejemplo, a partir del 18 de septiembre Movistar saca del consumo mínimo los módulos de ahorro Mi favorito y Mis cinco. Y a partir del 18 de Octubre cobra cuotas en los contratos familiares descatalogados. En teoría y por ley podríamos darnos de baja sin sanción (aunque tuviésemos firmada una permanencia de XX meses), pero la realidad es muy distinta, las leyes interpretadas como esta no benefician nunca al consumidor, sino al que mejor abogado puede contratar. Si algún día nos proponen cobrar 2€ la llamada por minuto y tenemos firmada una permanencia a ver si hace algo la CMT ante estos atropellos.


Etiquetas: , , ,