En España fue Movistar quien dio la bienvenida al iPhone con una más que discutible/asequible tarifa de datos de 15 o 25€ al mes. Además se le otorgó la exclusiva durante dos años de la venta del terminal en territorio Español.

Acuerdo que recientemente se ha conocido que puede ser roto por la nueva cadena de distribución en tiendas físicas de Yoigo, que pretende comercializarlo a 199€. La política de Apple ha sido mimética en todos los países por los que ha extendido su popular terminal multitáctil, asociarse con el operador dominante del país y venderlo en exclusiva asociado a una tarifa de datos.

En gran parte, gracias a esto, se ha determinado que dentro del uso de internet en terminales móviles, el iPhone copa un 60% del uso del mismo. Si bien hay que decir que es un porcentaje de usabilidad bajo dentro de los datos pobres de utilización de internet en celulares con tecnología de tercera generación, no deja de ser todo un logro que un terminal con apenas un año de vida útil en el mercado prevalezca sobre el eterno Windows e incluso Symbian, los sitemas operativos dominantes.

A este hecho ha contribuido en gran parte el alabable e intuitivo sistema operativo del iPhone, fluido y rápido como ningún otro. Analizando todos los datos de forma más minuciosa, resulta inquietante ver que Android, con apenas seis meses en el mercado copa ya casi la misma cuota de uso de internet móvil que Windows Mobile. Francamente preocupante la situación de Microsoft, que se durmió en los laureles cuando el mercado les pertenecía por completo y ahora ve como Symbian y Apple le han comido un terreno que en un futuro irá a más viendo las tendencias.

Las tecnologías táctiles obsoletas que proporciona Windows unido a una mala gestión de recursos de un sistema operativo no preparado ni optimizado para el hardware de los dispositivos hoy día, ha conseguido que Microsoft vaya camino del tercer o cuarto lugar en base al uso de las conexiones inalámbricas de datos.


Etiquetas: ,