Desde muchos sectores afines a la telefonía móvil se ha criticado duramente la ausencia del protocolo OBEX para transferencia de datos por Bluetooth entre el iPhone y cualquier otro dispositivo. Apple deshabilitó a posta esa funcionalidad básica del Bluetooth y generalmente ligada a teléfonos de gama baja en los que se ahorraban costes suprimiendo funciones tan obvias para un chip Bluetooth como esa.

De esta manera se dejaba sólo la posibilidad de usar manos libres Bluetooth, transferencia de audio, con el teléfono de Apple. Los usuarios fanáticos de la marca de la manzana han conseguido implementar el protocolo del que adolecía el iPhone. La utilidad se llama iBluetooth y no se podrá encontrar, de momento, en la Apple Store. Es decir, habrá que tener un iPhone "jailbreak" para poder proceder a la instalación de la aplicación de transferencia de archivos Bluetooth.

Recordamos que el "jailbreak" es una forma legal de permitir instalaciones de software casero más allá de los límites impuestos por Apple y su Apple Store. Este software no es el primero que viene a paliar las capacidades "obstruidas" del iPhone, ya antes se consiguió grabar video (cosa que inexplicablemente no hacía de forma nativa) con la aplicación casera CyCorder, y un portapapeles para realizar el típico copiar-pegar con Clippy para iPhone.

Apple, lejos de habilitar estas opciones de mutuo propio, seguramente esperará a la siguiente versión remozada del iPhone que tantos ríos de tinta ha hecho fluir por internet para hacerlas llegar al gran público. De esta manera se aseguran motivos para renovar el hardware obsoleto, nunca mejor dicho en algunos aspectos.


Etiquetas: ,