El nuevo iPhone 4S, el penúltimo teléfono en el que participó Steve Jobs, el último será el iPhone 5, ha llegado dispuesto a demostrar que es mucho más que una versión mejorada de su antecesor. Aunque, por fuera es prácticamente el mismo (sólo hay pequeñas variaciones en las juntas de su carcasa), pero por dentro es mucho más potente, mientras que iOS 5 y las nuevas aplicaciones diseñadas para el lanzamiento del terminal permiten sacarle el máximo partido.

Pero empecemos por el exterior, porque esa ligera variación en la carcasa esconde un importante cambio, ya que el iPhone 4S incorpora dos antenas de recepción, en lugar de una, que se alternan en su funcionamiento en base a la que tenga mayor cobertura en el momento (incluso durante la conversación) lo que garantiza la continuidad de las llamadas.

Más veloz, más autonomía, mayor conectividad

Es cuando ponemos en marcha el iPhone 4S cuando descubrimos la potencia de su nuevo procesador de doble núcleo A5, capaz de cargar las aplicaciones al instante y sacar el máximo partido a iOS 5, el nuevo sistema operativo desarrollado por la compañía de Cupertino que ha vuelto a enamorar a los usuarios del smartphone de Apple.

Otros aspectos a tener en cuenta son la batería y la conectividad. El 4S gana en horas de autonomía: 8 horas en conversación vía 3G, 9 de navegación web vía Wifi, 10 horas con vídeo y hasta 40 de música. Por otro lado,además de ser GSM y CDMA y poder utilizarse en todo el mundo, el 4S aumenta la velocidad de descarga hasta los 14Mbps.

Pero quizá la mejora más destacable del iPhone 4S con respecto a su antecesor es la cámara. Su lente de cinco elementos y apertura f2.4 se apoya en un sensor retroiluminado de 8 megapíxeles (por los 5 del iPhone 4) y en su potente capacidad de reacción para que podamos realizar fotos cada medio segundo. Si a eso le añadimos la posibilidad de editar las fotografías en el propio terminal, el resultado es una experiencia fotográfica espectacular. Una vez tomada la fotografía podrás recortarla, eliminar los ojos rojos o acceder a una versión mejorada de la misma. Un toque con el dedo basta para que el terminal analice la imagen (iluminación, contraste, definición…) y te ofrezca una corrección. En tu dedo está aceptarla o quedarte con la original.

En lo referente al vídeo, el 4S graba vídeo a 1080p, lo que junto al estabilizador de imagen y el corrector de ruidos supone un salto cualitativo importante.

Siri, un asistente personal

El 4S fue presentado junto a la última versión del sistema operativo móvil de Apple. La primera gran mejora de iOS 5, también disponible para iPhone 4, es el sistema de alertas, mucho más claro para el usuario al recibirlas todas en el Centro de Notificaciones. La otra gran novedad es Siri, un asistente personal que nos permite comunicarnos con el teléfono y realizarle preguntas o dictarle mensajes o correos electrónico, si bien esta funcionalidad no estará disponible en español hasta el año próximo.

 

 


Etiquetas: