La lucha por la estela del iPhone viene de la mano de Google, a través de sus sistema operativo Android y por medio de dos terminales, los únicos oficiales con Android en sus circuitos, HTC Dream y HTC Magic. Dos móviles muy semejantes cuya principal diferencia radica en que uno lleva teclado qwerty (HTC Dream) y el otro (HTC Magic) no. Sus pantallas multitáctiles son las únicas capaces de hacer frente a la novedosa interfaz de Apple que a tantos usuarios ha encandilado.

La carta de presentación del HTC Magic es una pantalla de 480×320 multitouch, cámara de 3’2 Megapixels con autofocus, 192 megas de RAM, 512 MB de ROM, procesador a 528MHz, GPS, WiFi, Bluetooth, HSDPA a 7’2 Mbps, tarjeta de expansión micro SD y un diseño más estilizado que el de su predecesor, dejando de un lado la extraña curvatura inferior que poseía este último y el teclado qwerty bajo la pantalla.

La realidad es que aquel teclado no tuvo mucho éxito por la falta de simplicidad en su uso en interacción con Android, que como sistema operativo primerizo que es, aún renquea en algunos aspectos.

Además incorpora de serie las aplicaciones de Google que funcionan de forma excelente puesto que no son conversiones compatibles sino versiones exclusivas para la plataforma con pequeños extras respecto al resto. En cuanto a navegadores GPS habrá que esperar un poco a que las compañías empiecen a producir software para Android ya sea a través de la inminente Android Store o mediante instalación externa.

El HTC Magic vendrá de la mano de Vodafone en exclusiva para España, con unos precios que oscilarán entre la gratuidad y los 199 euros en función de la tarifa de voz y datos contratatadas. Siguiendo los planes tipo Nokia 5800 en los que se combinan ambos consumos para optar a precios más asequibles unidos a una permanencia de 18 o 24 meses.

Este teléfono, el Nokia 5800 y el Sonyericsson Xperia son las últimas grandes bazas de Vodafone para combatir a Movistar y su fenómeno iPhone.


Etiquetas: