ios-logo android

Las cifras son contundentes cuando se trata de la penetración en el mercado de los dispositivos de Apple o Google. Según las últimas cifras de la firma de análisis de mercado Gartner, entre Android e iOS acumulan más del 98% de la cuota de mercado mundial de terminales móviles.

De ese 98,4% en el cuarto trimestre de 2015, el 80,7% está en manos de Android de Google y el 17,7% en manos de iOS de Apple. Windows Phone tiene el 1,1% con una tendencia a la baja respecto al año anterior cuando tenía el 2,8%.

Cifras aparte, Google y Apple son las que copan el mercado de un modo abrumador. Y son las dos opciones que te encontrarás de forma mayoritaria cuando te decidas a comprar un terminal móvil o una tableta.

Esta dualidad también se refleja en los equipos portátiles y sobremesas, aunque en este caso la dualidad pasa de ser entre Apple y Google, para ser entre Microsoft, con Windows y Apple, con Mac OS X.

¿Apple o Google? Un camino de ida sin vuelta

La elección de Apple o Google cuando nos compramos un terminal móvil se traduce, al fin y a la postre, en la elección de un sistema operativo determinado: iOS o Android.

moviles eci

En el caso de iOS, los terminales con este sistema operativo se limitan a los que fabrica Apple. Mientras que, en el caso de Android, el número de fabricantes que comercializan terminales con este sistema operativo se cuenta por decenas.
Así pues, la variedad de dispositivos con sistema operativo iOS que puedes comprar se limita a los que ofrece la propia Apple: iPhone 6/6s, iPhone 6/6s Plus y los iPhone 5s.

Sin embargo, en Android, hay terminales de todos los tamaños, colores, precios, tecnologías, materiales o acabados. Por un lado, esta diversidad hace que haya más posibilidades donde elegir. Pero por otro, ten en cuenta que la experiencia de uso de un móvil Android puede variar mucho dependiendo del terminal que compres, mientras que en Apple será esencialmente la misma para todos los teléfonos y tabletas.

¿Hasta dónde podemos configurar nuestro hardware?

Si la experiencia de uso depende del hardware, encontramos que es más consistente la de iOS que la de Android gracias al control más férreo sobre sus dispositivos, las posibilidades de acceso a los recursos del sistema son mucho mayores en Android.

Apple no permite ni tan siquiera acceder al sistema de archivos, ni conectar medios de almacenamiento externos sin que medie una app verificada por la tienda de aplicaciones para que acceda únicamente a lo que sea “seguro”.

iphone 6s

En Android, muchos terminales pueden “rootearse” con facilidad, lo cual significa que se puede tener acceso a opciones de configuración muy avanzadas tales como los permisos de aplicaciones, o el tamaño de las fuentes en pantalla o el uso de las cámaras y el acceso a ficheros del sistema.

Esta política, atractiva para usuarios avanzados, también ha conseguido que los terminales Android se consideren menos seguros, en general. Si una app de la tienda Google Play consigue acceso a nivel de root (administrador), puede hacer prácticamente lo que quiera y ni siquiera nos enteraremos.

Cada sistema con su nube

El segundo factor que cambia cuando eliges Android o Google como plataforma, además de la experiencia de usuario, es el tipo de servicios de los que disponemos que dependen de la nube. Los dispositivos no están aislados, sino que una buena parte de su funcionalidad depende de las tecnologías Cloud.

Cuando configuramos por primera vez un terminal Android o iOS, uno de los primeros datos que se nos piden es nuestra cuenta de iCloud o de Google. Esta cuenta da acceso a servicios básicos de gestión del terminal, tales como copia de seguridad de algunos datos (contactos, calendario, fotos, apps instaladas desde las tiendas de aplicaciones, etcétera).

screencapture-www-icloud-com-1455913953545

Además, contamos con sendos asistentes de voz, Siri en iOS y Google Now en Android, que abren las puertas a la interacción “inteligente” con servicios y aplicaciones tales como el buscador, los mapas, la propia tienda de apps o el acceso a contenidos multimedia de audio o vídeo.

En este sentido, Google cuenta con una plataforma cloud más generosa en cuanto a condiciones de uso. Sin ir más lejos, Google ofrece almacenamiento de hasta 15 GB de forma gratuita, mientras que Apple ofrece 1 GB. Y además, para las fotos, si no se guardan a la máxima calidad, Google ofrece almacenamiento ilimitado.

Disponer de una cantidad de espacio suficiente para guardar archivos es especialmente interesante de cara a usar aplicaciones que dependen del almacenamiento online para funcionar, como las aplicaciones ofimáticas Pages, Numbers o Keynote en Apple, o Google Docs en Google.

google almacenamiento

El matiz radica en que, mientras que las aplicaciones y servicios de Apple para iCloud no están disponibles desde Android, en iOS sí es posible instalar los servicios y aplicaciones de Google. Incluso Google Now, un ayudante realmente útil para el día a día, se puede usar en los terminales Apple. Por no hablar de los mapas, donde Google Maps está muy por encima de los mapas de Apple, y cuya aplicación tiene versión para iOS.

Apps, entretenimiento y ocio multimedia

Dentro de los servicios propios de Apple y Google, tenemos en las tiendas de aplicaciones a los elementos diferenciadores por excelencia. Las apps son el ADN de las plataformas, tanto para diferenciarse positivamente como negativamente si hay alguna app de las “top 10” que no esté disponible en alguna de las plataformas.

google play

En la actualidad, hay pocas aplicaciones que no estén en ambas plataformas, aunque es recomendable que compruebes si alguna por la que tengas especial interés no está disponible en iOS o Android.

apple store

En cuanto a contenidos multimedia, Apple cuenta con un ecosistema exclusivo para sus terminales móviles, alrededor de la aplicación iTunes y Apple Music. Google, por el contrario, permite que tanto YouTube como Google Music sean accesibles también desde dispositivos iOS.

Según Statista, en julio de 2015 había 1,6 millones de aplicaciones en Google Play y 1,5 millones en la Apple Store. Entre utilidades, productividad, juegos y otras apps, tanto Google como Apple ofrecen infinidad de alternativas para la práctica totalidad de los usuarios.

Algunas aplicaciones, tal y como decíamos antes, funcionarán mejor en según qué dispositivos dependiendo del hardware del que dispongamos. Por ejemplo, aplicaciones como Moves para monitorizar nuestra actividad física, funcionan mejor en iOS gracias a la presencia del coprocesador de movimiento M9 de Apple.

apple m9

Donde sí que gana por goleada Android es en las aplicaciones que hacen uso del acceso con privilegios de administrador al sistema, o las que necesitan acceder al hardware de un modo más flexible que el permitido en los terminales iPhone o iPad. Sin ir más lejos, apps como Air Droid o Android Lost hacen posible que accedamos a nuestro terminal remotamente y activar la cámara, hacer capturas de pantalla o incluso acceder al registro de llamadas o los contactos.

En iPhone también existen este tipo de apps, pero con menos opciones para situaciones en las que, por ejemplo, nos sustraigan el terminal y generalmente con precios elevados. en otros casos se necesita hacer “jailbreak” al terminal, que viene a ser similar al “rooteo” en Android, pero más complicado y restrictivo, en tanto en cuanto se coarta el uso de la tienda de apps  oficial de Apple.

Gestión del dispositivo, mejor con Android

Un punto en el que pocas veces se repara cuando elegimos un terminal es el de la gestión del mismo. La gestión remota a través de apps como las mencionadas Android Lost o Air Droid es una dimensión de este aspecto, pero también hay otra variante, que contempla acciones tan simples como acceder a los archivos del smartphone o la tableta para volcarlos en el ordenador.

nex5otg

En este punto, Android gana por muchos puntos a iOS. En Apple, además de las fotos, es complicado hacer algo tan simple como copiar canciones en el dispositivo desde el ordenador, o hacer una copia de seguridad de las que tengamos en el smartphone para, por ejemplo, borrar algunas y hacer hueco para otras. Existen opciones, como se proponía en un artículo anterior en este blog, pero no son siempre evidentes ni inmediatas en el caso de dispositivos iOS.

Si en un iPhone o un iPad, por ejemplo, usamos la opción de imprimir en PDF para tener copias en formato digital de páginas web o documentos, el mero hecho de acceder a esos archivos desde un ordenador es una tarea poco evidente. Y tampoco hay posibilidad de usar tarjetas microSD en los iPhone o iPads en ningún caso.

Existen aplicaciones como iExplorer que facilitan este tipo de acceso a los archivos en dispositivos iOS, aunque suponen un desembolso de dinero adicional si lo comparamos con la facilidad y gratuidad de las posibilidades de Android, donde solo tenemos que conectar un cable USB o un dispositivo USB On The Go para gestionar archivos de un modo fácil y flexible.

Android 4, 5 y 6 frente a iOS 9

Un hecho que resulta un tanto incómodo a la hora de elegir un terminal Android es el de la fragmentación de su sistema operativo. Es decir, no hay una unificación en las versiones de Android ni políticas de actualizaciones para todos los terminales. Aunque las funciones básicas y la compatibilidad de apps es similar, hay más diferencias entre Android 4, 5 y 6 que entre las diferentes versiones de iOS 9.

android 5 y 6

Sin embargo, la obsolescencia de los terminales de Apple es más acusada que la de los terminales Android. Tan pronto como un terminal iPhone o iPad se queda fuera de los programas de actualizaciones, las apps que van apareciendo en la Apple Store dejan de ser compatibles y nos quedamos sin opciones para seguir usando apps con las funcionalidades más recientes.

En Android también sucede, aunque a efectos prácticos, y por poner un ejemplo, la usabilidad de un terminal Android 4.1 es mejor en general que la de un terminal con iOS 8.
Android 6, por su parte, es una actualización sumamente recomendable, y si tienes oportunidad de elegir, trata de que tu siguiente terminal lo lleve instalado de forma nativa. Y preferiblemente también junto con un lector de huella dactilar.

El móvil como sistema de pago

Este aspecto sigue estando sujeto a una provisionalidad poco cómoda de cara a establecer diferencias entre Apple y Google. Apple tiene su tecnología/plataforma Apple Pay, mientras que Google tiene Android Pay. En España los sistemas de pago con el móvil no están demasiado extendidos, pero es cuestión de tiempo que lleguen. Samsung también cuenta con su propio sistema para pagos, Samsung Pay, así como los que las entidades bancarias van proponiendo o incluso operadoras como Vodafone Wallet.

paycollage

En todo caso, de momento, Apple sigue renunciando a integrar NFC en sus terminales móviles y tabletas

Android e iOS, parecidos, pero no iguales

Desde un punto de vista cotidiano, para el común de los mortales, tanto Google como Apple tienen puntos positivos y negativos. Son ecosistemas diferentes en su forma de interpretar la experiencia de uso de un móvil o una tableta, que se reflejan en aspectos como el control sobre el acceso al hardware del que disponen los desarrolladores y los usuarios.

La gestión de archivos, música o vídeos, por ejemplo, es mucho más cómoda en Android. Por no decir genial. Si te quieres llevar tus canciones o tus videos, con copiar y pegar lo tienes hecho, o usando un dispositivo USB OTG conectado al puerto micro USB. Hacer lo mismo en iOS es bastante más complicado, a menos que usemos alguna app comercial como iExplorer.

Sin embargo, cuando se usan apps que dependen de implementaciones hardaware, como Moves, para seguir la actividad diaria a través de los sensores de movimiento, acelerómetros  o el GPS, iOS funciona de un modo prácticamente perfecto, mientras que en Android dependiendo del terminal no siempre registrará correctamente nuestros movimientos, y aumentará el consumo de batería en gran medida.

ios google

La nube de Google es mejor y más amable que la de Apple. Pero, por otro lado, se puede hacer uso de ella y acceder a sus servicios tanto en Android como en iOS gracias a la compatibilidad de las apps de Google con el ecosistema de Apple. Sin embargo, apps del ecosistema de Apple como iPhoto,  no se pueden usar en Android.

En cuanto a apps, Google es más atractiva de cara a “cacharrear” con los terminales a un nivel, en muchos casos, tan bajo como queramos. Podremos incluso instalar ROMs diferentes a la que viene con el terminal e instalar actualizaciones de un modo artesanal. Pueden hacer que el terminal no funcione correctamente, eso sí, pero la posibilidad existe y para un perfil entusiasta y técnico de usuarios es un atractivo innegable.

A cambio de este aperturismo de Google, encontrarás dispositivos Android desde precios tan bajos como apenas 50 euros, hasta precios similares a los de los iPhone / iPad. En iOS, la oferta de dispositivos parte de precios bastante más elevados, incluso para configuraciones con 16 GB de almacenamiento interno.

Como suele suceder en estos casos, no hay una solución que lo tenga todo, así que piensa bien qué valoras más en un terminal, qué aplicaciones vas a usar y qué experiencia de uso es más conveniente para ti.


Etiquetas: , , ,