Fuentes pertenecientes a algunas operadoras Europeas han informado que Apple, conjuntamente con Gemalto, está trabajando en su propia tarjeta SIM lo que daría a la compañía una mayor independencia de los operadores telefónicos para vender sus iPhone. En otras palabras, Apple estarí atrabajando en fabricar su propia tarjeta SIM especial y única para su teléfono.

Al ser una tarjeta propia de Apple, ésta estaría integrada dentro del mismo iPhone como un chip más en la circuitería del teléfono. De este modo podríamos comprar un iPhone directamente desde la Apple Store en línea seleccionando el operador que queramos y recibiendo en casa el teléfono preconfigurado para funcionar con una compañía móvil determinada. La tarjeta SIM tendría una parte ROM (que alberga las especificaciones técnicas) y un componente flash que se utilizaría para activar remotamente el contrato con el operador escogido. Se desconoce los detalles del modelo de negocio y si Apple recibiría comisión por el contrato con la operadora. En cualquier caso sería ella quien lo tramitaría desde su tienda, que presentaría la lista de ofertas de las distintas compañías telefónicas.

Así, Apple conseguiría que las operadoras tuviesen aún menos control a la hora de vender el iPhone 4 y controlar al cien por cien su distribución, dejando la tarea de la activación repartida entre Apple y el propio usuario.

Con una SIM propia de Apple, el iPhone podría cortar de raíz las malas practicas de algunas operadoras, que utilizaban el reclamo del iPhone para encasquetar otros servicios de pago. La duda es la posición que pueden adoptar los operadores antes esta pérdida de control sobre el cliente, y si les interesaría revelarse a Apple, con el riesgo de perder el derecho de venta del iPhone.

De hecho, se estima que el sistema podría tener su primera implantación en Europa, donde se emplean los mismos estándares técnicos.


Etiquetas: , ,