Cada vez me sorprende más la cantidad de usos y funciones derivados de las aplicaciones que tiene el iPhone. En este caso, es la industria militar la que se ha fijado en las aplicaciones del iPhone para distribuir programas para soldados.

Y en este supuesto concreto, uno de los mayores suministradores norteamericanos de material militar, la empresa Raytheon, ha anunciado sus planes de lanzar un catálogo de programas orientados al uso militar que correrán sobre iPhone.

La primera aplicación se llama One Force Tracker y emplea geolocalización por satélite y redes móviles para suministrar a los soldados información sobre mapas de la posición de las tropas amigas y enemigas en tiempo real. Curiosamente, la empresa que la ha elaborado ha anunciado una versión civil de la misma orientada a los equipos sanitarios de emergencia.

La defensa del uso del iPhone en el apartado bélico, está justificado en palabras de la compañía, porque asegura que los militares podrían emplear el iPhone en comunicaciones seguras. Además, la empresa ha decidido tomar este camino porque resulta más económico y fácil de implementar estas aplicaciones sobre el iPhone que construir plataformas específicas de uso militar.

Aunque también es cierto, que no es la primera vez que Raytheon se inspira en tecnologías populares, particularmente las consolas de videojuegos, para sus innovaciones militares.

Tampoco es el primer caso de empleo militar del iPhone, este año la empresa Knight’s Armament Company, que suministra rifles al Pentágono, lanzó una aplicación, BulletFlight, que cuesta 12 dólares, y sirve para afinar la puntería.


Etiquetas: , ,