El pasado día 17, Engadget publicó unas fotos que podían ser del prototipo del nuevo teléfono móvil de la empresa. Ayer, sin embargo, un blog rival, Gizmodo, tenía en sus manos el modelo y publicaba una extensa información sobre el mismo.

Lo más llamativo es que el supuesto origen de ambas noticias está en sendos descuidos en bares de California. Según Gizmodo, un ingeniero de Apple, Gray Powell estaba en la cervecería Gourmet Haus Staudt.

Cerca había otra persona desconocida. Gray abandonó el local y un tercer cliente advirtió el descuido del teléfono. Creyendo que era del vecino de Gray se lo devolvió. Éste esperó a poder encontrar a su propietario para devolverlo.

Observando el aparato descubrió que era un nuevo iPhone. Gizmodo se hizo con el modelo. Algunos medios aseguran que ha pagado 10.000 dólares por el hallazgo y otras fuentes hablan de la mitad.

Apple ha reclamado el aparato lo que confirma su autenticidad. Al parecer, Apple permite a algunos desarrolladores llevarse un ejemplar a casa. En esta ocasión va con un estuche protector que lo asemeja a un iPhone 3GS.

Gizmodo no ha podido hacer funcionar el aparato y ha estudiado sus tripas. A continuación os comentamos los descubrimientos que han hecho, en lo que pueden ser muchas de las próximas características de la nueva genración del iPhone, el iPhone 4G.

El diseño ha cambiado de forma importante, lo primero que llama la atención es que es más delgado, y cuenta con un diseño que rompe con la línea de las tres anteriores generaciones, optando por unas formas cuadradas y planas, en lugar de las superficies curvadas de anteriores modelos.

El teléfono gana con una apariencia más robusta gracias a los materiales metálicos empleados en el borde que rodea al teléfono. Tanto en su pantalla como en la superficie trasera se ha optado por el glossy para su terminación, amiga de los huellas dactilares, pero muy agradable a la vista.

Algunos esperábamos que se hubiera utilizado el aluminio para la tapa trasera, pero es posible que por las reducidas dimensiones, y la necesidad de una buena recepción de las señales, se haya optado por el plástico.

El resultado final es un teléfono que pesa prácticamente lo mismo que el modelo 3GS y mide 114.3 × 58.67 × 9.40 mm, bastante más pequeño que el modelo actual con 115.5 × 62.1 mm x 12.3 mm.

Parece claro que se ha realizado un trabajo de miniaturización importante en los componentes. Además, presenta una cámara frontal para videollamadas, así como una mejora de la cámara tanto en la lente y sensor, como en la presencia de Flash.

El siguiente detalle, al igua que ha pasado con el iPad, es el uso de una tarjeta Micro-SIM en lugar de una SIM convencional. Parece que Apple va a hacer renovar el sistema a muchas operadoras, y también es una de las pruebas de que este desarrollo es el nuevo iPhone.

Se conoce que la pantalla tiene mucha más resolución que los modelos actuales, algunos apuestan a que se va a cumplir la cifra de 960?×?640 píxeles. Resulta curioso que el tamaño de la misma parece ser un poco más pequeña que los 3.5 pulgadas que tenemos actualmente. Para la batería, cuenta con una capacidad 16% mayor, 5.25 W/h (el iPhone 3GS tiene una de 4.51 W/h).

Llama la atención que hayan conseguido mejorar este dato teniendo en cuenta el menor tamaño del conjunto, de nuevo el trabajo de miniaturización ha sido importante en este aspecto. Otro detalle que puede ser importante, pero no está confirmado, es la presencia de un segundo micrófono para la cancelación de ruido externo, igual que el que podemos encontrar en el Nexus One.

Todos los botones, encendido, volumen y mute, están realizados con materiales metálicos, al igual que el borde donde están incluidos. Si os gustan el video, os he dejado un video colgado por Gizmondo para que veais todas als especificaciones en imagenes a todo color.


Etiquetas: ,