Aún no tenemos datos oficiales de cuántos iPhones se han vendido este fin de semana en España desde que el popular teléfono se pusiera a la venta el viernes pasado. Sin embargo, me atrevo a asegurar ya que ha debido ser todo un éxito, a sabiendas de que 200.000 personas se habían preinscrito en la web del teléfono para adquirirlo incluso antes de saber su precio.

Y es que, se llegue al número de unidades vendidas del teléfono que espera Telefónica o no (no lo sabremos, pues no han hecho públicas sus previsiones) lo cierto es que el iPhone es un ejemplo de buen márketing, o al menos, de buen iMarketing (termino que me invento yo mismo).

La expectación creada, y el hecho de que todos los medios de comunicación estén hablando de él, realizando una publicidad gratuita sin precedentes, es un gol que se debe apuntar Telefónica y Apple a partes iguales. Y eso sólo en España. Ayer pasé por la ‘macrotienda’ que la operadora ha montado en su sede de Gran Vía. El interior estaba medianamente vacío, pero para entrar, había que hacer cola. ¿Hay una manera mejor de crear expectación, que hacer a la gente que pasa por la principal arteria madrileña que se hacen colas por entrar a la -informalmente llamada- iPhone Store?  Aunque luego dentro no estén más que cuatro gatos… queda muy bien decir que hay colas a las puertas…

Aun así: quiero un iPhone. Sin duda. 


Etiquetas: , , ,