Quién no ha sufrido alguna, en su propia persona o en la de un conocido, vez el hecho de que el móvil se moje. Un descuido puede dar al traste con un terminal y hacernos perder el valor del propio teléfono y de la información que lleva guardada dentro.

Para evitar en la medida de lo posible los daños ocasionados por el líquido elemento en el caso de que el desastre ya haya ocurrido, Nokia ha editado una curiosa quía en cinco pasos que pueden ayudarnos a restablecer el funcionamiento del terminal si los daños no son irreparables. Y sí, el arroz sirve.

Estos son los cinco consejos de la finlandesa:

1.    Escurrir todo el agua del móvil. Dejar que salga la mayor cantidad de líquido posible.

2.    Extraer la batería, la tarjeta SIM y la tarjeta de memoria para evitar cortocircuitos.

3.    Secar el móvil y sus componentes con un paño o una toalla. Evitar el papel para que no queden restos dentro del terminal y el secador porque podría provocar que el agua llegara más adentro en el móvil.

4.    Introducir el móvil en un recipiente con arroz durante una noche, ya que éste absorbe la humedad y contribuye a eliminar el agua.

5.    En este paso toca encender el móvil, con algo de fortuna, funcionará.


Etiquetas: