Los diferentes fabricantes no suelen facilitar un uso común entre dos o más marcas de móviles, así como todavía no se han puesto de acuerdo en utilizar un cargado estándar. En el caso de dos teléfonos del mismo fabricante, la solución es tan sencilla como ejecutar el programa tipo “suite” que proporcionan junto a la documentación del teléfono y sincronizarlos primero el exportador y luego el importador. La compatibilidad, claro está, es total. Las aplicaciones que necesitaremos son: -Aplicación tipo “suite” tanto del teléfono antiguo como del nuevo, ambas instaladas completamente en nuestro ordenador. -Microsoft Outlook, lo más reciente posible.

Después de instalar completamente el software de ambos teléfonos, ejecutamos el del teléfono desde el que queremos exportar nuestros contactos. Una vez abierto la aplicación “suite” elegimos la opción “sincronizar”. Conectamos nuestro teléfono mediante el cable de datos y seguimos los pasos que indique el programa en cuestión. La operación puede tardar varios minutos en el caso de tener almacenados numerosos datos. Conviene también realizar una copia de seguridad.

Nos aseguramos de tener correctamente configurado MS Outlook de tal manera que tengamos al menos una cuenta creada. Es posible que si tenemos instalado el paquete de Office no tengamos completamente descargado el Outlook; cuando lo iniciemos por vez primera se instalará completamente y nos pedirá una nueva cuenta. Hemos de tener en cuenta también, que en la nueva versión de Outlook 2010, la cuenta nueva vendrá con las opciones por defectos según el sistema operativo con el que corra nuestro PC, sin dar por supuesto que utilizamos un Windows. Así, en el caso de utilizar Linux, desmarcaremos las pestañas referidas a la exportación compatible de direcciones.

Una vez configurado el Outlook y completada la primera fase de la sincronización, elegimos guardar datos o sincronizarlos con el programa Microsoft Outlook en la versión que dispongamos. Lo elegiremos dentro de un menú en el que aparecen otros programas como el Lotus Notes o Windows Vista. Ahora, la suite sincronizará todas las entradas con el gestor de correo.

Una vez acabada la sincronización, podremos abrir el Outlook y modificar cualquier entrada. Hecho esto, es el turno de conectar el nuevo móvil y ejecutar su aplicación “suite”. Pulsamos en sincronizar y elegimos la exportación otra vez desde Outlook. En unos pocos minutos tendremos los datos en la memoria de nuestro nuevo móvil. Ya sólo nos resta comprobar que los datos corresponden fielmente con los originales y realizar una copia de seguridad de nuestra nueva agenda.


Etiquetas: ,