Uno de los bienes más preciados para los usuarios de Android en particular y de smartphones en general es la memoria. Por un lado, la que hay dentro del teléfono, y que varía según el modelo, y por otro la que podemos ampliar con tarjetas microSD de hasta 32 GB. En este espacio es donde almacenaremos las diferentes aplicaciones así como otro tipo de datos como las fotografías, la música o los vídeos. Por ello, gestionar correctamente el espacio es muy importante.

La memoria por tanto es un recurso finito que tenemos que cuidar. ¿Por qué? Muy sencillo. Cuando instalamos una aplicación ésta se copia automáticamente en la memoria de nuestro teléfono Android. Tras varias descargas este espacio se va ocupando y eventualmente llega un momento donde el sistema nos avisa de que no hay más espacio disponible. En ese momento tenemos dos opciones: o bien desinstalar las que no usamos o por otro lado copiarlas a la tarjeta SD con el truco que os vamos a enseñar hoy.

Antes de comenzar hagamos un pequeño repaso. Los teléfonos Android se componen de dos memorias: la interna (donde se instalan las aplicaciones por defecto) y la externa en forma de tarjeta microSD. En esta última podemos almacenar todo tipo de información y también, como os explicaremos ahora algunas aplicaciones. Antes de continuar con este truco tendremos que ver qué versión de Android tenemos. Para ello vamos a Ajustes > Acerca del teléfono. Si vemos que en versión pone 2.2 o un número más elevado, podemos hacer el truco que hoy os explicamos.

Una vez hecho esto, el siguiente paso es asegurarse de que tenemos una tarjeta microSD insertada en el teléfono, fundamental para copiar las aplicaciones a esta memoria. Cunado concluyamos, ya podemos empezar a liberar espacio. Para ello tenemos varias opciones: la primera y más sencilla es ir a Ajustes > Aplicaciones > Seleccionar la aplicación que queremos mover y pulsamos el botón de Mover a tarjeta SD. Si vemos que la opción nos aparece de forma transparente significa que no podemos copiarla.

¿Por qué algunas no podemos copiarlas? Porque dejarían de funcionar. Hay algunas aplicaciones, como GMail, Google Maps y otras que vienen instaladas por defecto, que dependen de una serie de archivos del sistema. De este modo, si las copiáramos (algo que es posible si somos usuarios expertos) dejarían de funcionar ya que dependen de esos datos de la memoria interna para funcionar. Es decir, podemos copiar aplicaciones a la tarjeta SD, pero no todas.

La buena noticia es que casi todas las aplicaciones se pueden copiar a la memoria. Por ejemplo los juegos, que siempre ocupan más espacio, no presentan problemas y siguen funcionando correctamente una vez los hemos pasado. Otras aplicaciones en cambio nos permiten pasar sólo algunos datos por lo que, algo de espacio podemos ahorrar.

Otra opción, en nuestra opinión más ágil y sencilla, es instalar una aplicación para mover el resto a la tarjeta externa. Existen varias opciones en el Android Market aunque nuestras recomendaciones son App2SD de InfoLife y App2SD de Sam Lu. Además de compartir nombre, también hacen la misma función: ayudarnos a liberar espacio a través de un menú sencillo. Cualquiera de las dos opciones es perfectamente válida. Además, son completamente gratuitas.

Por último, a modo de consejo, siempre es bueno revisar la memoria que tenemos en nuestro teléfono y ver si las aplicaciones que tenemos instaladas las usamos. Seguro que más de una vez hemos descargado una aplicación que con suerte la hemos abierto dos o tres veces pero no usamos a diario. Mover las aplicaciones a la tarjeta microSD es muy útil, pero también lo es borrar aquellas que no utilizamos a menudo.

Si estáis pensando en comprarte un móvil Android, cuando miréis la ficha técnica fijaros bien el dato de “memoria libre para el usuario”. Normalmente siempre se destaca el dato de “memoria interna o ROM”, pero lo cierto es que esa cifra no es del todo cierta ya que ahí no se incluye la cantidad de espacio que ocupa previamente Android y las instalaciones que vienen instaladas por defecto.

Cualquier dudad, no os cortéis de preguntarnos en los comentarios.


Etiquetas: