En esta pequeña guía trataremos de dar las pautas para actualizarlo manualmente, esto es, sin servirse de las llamadas actualizaciones OTA, por el aire, que no son funcionales en muchas operadoras de nuestro país.  Debido a las peculiaridades de un sistema abierto a gran número de fabricantes, en este primer paso a paso sobre las actualizaciones a ICS, nos centraremos en el fabricante que antes ha ofrecido esta posibilidad, la coreana Samsung, para posteriormente seguir con el resto de fabricantes.

Empezaremos el tutorial con un aviso a navegantes: actualmente, la versión de Android 4.0.3 es la primera en aparecer oficialmente, esto quiere decir que  aún falta un pequeño recorrido para pulir determinadas aristas que los reportes de los usuarios, limarán en las versiones posteriores, esto quiere decir que determinadas aplicaciones no funcionarán de manera correcta, y aún veremos algunos cuelgues en el sistema.

Sin embargo ganaremos entre otras cosas, una interfaz renovada y optimizada a las pantallas de gran resolución, nuevo tipo de letra, botones virtuales, mejor gestión de memoria, aceleración por hardware nativa, y un largo etcétera.

Es sabido que no todos los modelos son susceptibles de esta actualización, precisan tener unas características específicas, como una mínima cantidad de memoria RAM, procesador potente, etc. Es por ello que hemos de asegurarnos que nuestro terminal es uno de los privilegiados.

Como no podría ser de otra manera, antes de cualquier actualización es obligatorio hacer un back up del sistema y todos los datos, tanto de la memoria interna como de la tarjeta externa. Podemos servirnos de la aplicación de Samsung llamada Kies, pulsando en la pestaña de copia de seguridad y marcando las opciones que queramos salvar.

Otra opción más completa es utilizar alguna aplicación del teléfono que realice esa copia de seguridad, generalmente con mayores opciones que el propio Kies, ya que podremos agrupar procesos para seleccionar las aplicaciones que deseamos conservar y dejar de lado aquellas que no utilizamos.

De cualquier manera, es aconsejable empezar con una restauración lo más ligera posible, solo datos del sistema, e ir instalando de una en una las antiguas aplicaciones desde el android market. Un proceso tedioso, pero que evitará futuras incompatibilidades.

Comprobaremos ahora la posibilidad de realizar la actualización por la aplicación oficial de Samsung, y para ello, una vez instalada la aplicación,  hemos de conectar nuestro terminal mediante un cable USB al ordenador.

Cuando reconozca el móvil, el sistema operativo del PC procederá a descargarse los drivers necesarios, y una vez terminado este proceso, pulsamos en la pestaña Herramientas, eligiendo la opción de comprobar actualización.  Tras unos minutos, aparecerá una ventana emergente comunicando una nueva versión y si deseamos realizarla. Si este es el caso, aparecerán sucesivas instrucciones para instalar la nueva versión, no siendo necesario pasar a los siguientes pasos.

Si, por el contrario, nos indicase que tenemos instalada la última versión, deberemos actualizarla de forma manual, desde un firmware oficial y sin pasar por Kies, tan fácil como lo anterior, pero dando un pequeño rodeo que consiste en buscar ese firmware, también llamado Rom.

Lo encontraremos en la web oficial de Samsung, dentro del soporte de nuestro modelo de móvil, o en la web Sammobile, también de Samsung, donde publican los nuevos lanzamientos de Roms. Elegiremos el modelo, sistema operativo y región del mundo, y procedemos a descargarlo. Suele pesar más de doscientas megas, por lo que mientras tanto nos aseguraremos de cargar la batería de nuestro móvil.

Esperaremos a cargar completamente nuestro Terminal, o al menos que disponga de un mínimo de 75 por ciento de carga, ya que cualquier interrupción en el teléfono puede ser problemática.

Nos aseguramos ahora que los drivers están instalados, y la mejor manera es comprobar que la aplicación Kies ha reconocido el terminal. Una vez hecho esto, cerramos completamente Kies. Es importante asegurarnos de que esta cerrado, ya que de otra manera no podríamos completar la actualización.

Procedemos a descargar el programa gratuito Odin, que es el que nos permitirá sobrescribir la nueva versión. Podremos encontrarlo en diversas webs de descargas gratuitas o en su propia web oficial, siendo más recomendable esta última opción. Lo instalamos en el ordenador aceptando las pestañas emergentes durante el proceso de instalación.

Dentro de los Ajustes, marcamos el  “modo depuración USB”. Es entonces cuando podemos apagar el móvil, para acto seguido reiniciarlo en “modo download”. Esta peculiar forma de inicio, se consigue apretando simultáneamente el botón de encendido, el botón central y el botón de subir volumen, manteniéndolos pulsados durante cinco segundos.

Aparecerá entonces una pantalla similar a la imagen de este paso, confirmando que nuestro móvil se encuentra preparado para recibir la nueva Rom.

Abrimos ahora el mencionado programa Odin, que es un archivo autoejecutable. Una vez que aparezca la interfaz, comprobamos que la casilla “repartición” no se encuentra marcada, ya que esta opción abre el proceso de borrado y particionado de la memoria interna.

Pulsamos el botón PDA, a la derecha de la imagen, y elegimos el archivo bajado con la ROM oficial que habíamos descargado anteriormente. Marcamos las casillas de la izquierda “autoreboot”, para que se reinicie al terminar el proceso, y también marcamos la casilla “Reset Time”.

Una vez realizados todos los pasos, ya estaremos listos para comenzar el falseado pulsando el botón “Start”.

Pasados varios minutos y después de un reinicio que tomará un poco más de tiempo de lo que es habitual, el móvil estará listo y con un flamante sistema operativo. Sólo nos restaría restaurar las copias de seguridad que hubiéramos guardado con todas las opciones de nuestro sistema, además de instalar las aplicaciones desde que deseemos. En caso de surgir algún problema o malfuncionamiento, el proceso es totalmente reversible, ya que podremos volver a instalar la antigua versión siguiendo los mismos pasos anteriores.


Etiquetas: ,