camino de santiago

Uno de los planes preferidos para la época estival es hacer el Camino de Santiago. Entero o en parte, pero siempre con la intención de experimentar de primera mano las sensaciones de los peregrinos que han recorrido este camino milenario, llamado también “El Camino de las Estrellas” y que, según parece, data incluso de antes del propio Apóstol Santiago, con final en Finisterre en vez de en Santiago de Compostela.

Es una experiencia que tiene muchas posibles acepciones: desde la espiritual hasta la lúdica, pasando por la mera curiosidad o la afición por el senderismo. Se puede adoptar el papel de peregrino o de explorador, aprovechando las excelentes rutas que se han ido recuperando paralelamente a las carreteras, de modo que podemos aislarnos de la civilización, aunque sepamos que a pocos kilómetros o a pocos metros está la velocidad de los coches y el fragor de la vida urbanita, mientras nosotros nos movemos a otra velocidad mucho más lenta.

Se puede ir solo o en grupo. O empezar solo y acabar en un grupo, o empezar en grupo y acabar solo. No es un mayor problema, y estamos ante una actividad eminentemente segura. Podemos ir a pie o en bicicleta. E incluso en patines, que en alguna ocasión es posible encontrarse con peregrinos que hacen la ruta sobre patines en línea. También hay quienes hacen el Camino a caballo, o con su caballo, o en burro. Con muletas. O corriendo, que también hay quienes recorren las etapas a ritmo de running.

El Camino es fácil: algunas instrucciones

Los que ya hayan hecho el Camino alguna vez, posiblemente no necesiten consejos más allá de su propia experiencia. Pero para quienes no lo hayan hecho, puede que sea útil compartir parte de la experiencia de quienes han pasado por esa primera vez.

equipacion camino de santiago

El camino asusta un poco, pero ante el último dato de junio de 201, con más  de 45.685 peregrinos registrados , deducimos que no debe ser muy complicado ponerse pies al sendero. Es fácil. Muy fácil. Complicaciones tiene, por supuesto, como las ampollas, el cansancio o la falta de costumbre ante un esfuerzo físico continuado. Pero la parte “burocrática” es más bien sencilla. La Compostela, que parece que sea una especie de visado que hay que sacar con antelación, se puede conseguir en cualquier punto del Camino. Al menos del Camino Francés. O el del Norte, que son dos de los más populares. Hay muchos caminos, y paulatinamente se abren nuevas rutas de peregrinación. Los albergues se pueden reservar con antelación en algunos casos. En otros, habrá que hacer colas siguiendo el orden de llegada hasta que abran sus puertas sobre las 12 del mediodía. Y se paga en efectivo, con precios de entre la voluntad y poco más de 10 euros por persona y noche, si elegimos los municipales.

Esto no quiere decir que no sea conveniente planificar mínimamente la experiencia. Y aquí entra en juego el sentido común y la tecnología. Empecemos por la tecnología, que gracias al milagro de Internet hace que tengamos unas fantásticas guías con planificaciones recomendadas por etapas. El primer error que se puede cometer usando estas guías es pensar que hay que hacer el Camino necesariamente siguiendo las etapas marcadas en ellas. Estas guías dan información sobre distancias recomendadas, albergues que podemos encontrar, puntos de interés y la dificultad relativa. Pero las etapas son una mera recomendación. Se puede caminar más, o caminar menos. O pedalear más o menos. O correr. O lo que sea menester. Pero si un día nos da por hacer más kilómetros, perfecto. Si menos, también, con el límite que ponen los hospitaleros cuando ven los sellos de la Compostela.

En el caso de que nos hayamos lesionado, empieza a ser frecuente que, para quedarse más días en un albergue nos pidan un certificado médico. Es una forma de evitar que se use el Camino para hacer turismo vacacional. El Camino es efímero: cada día es un día diferente y un lugar diferente.

El equipamiento

Otro de los puntos que más quebraderos de cabeza puede darnos es el de “qué llevar”. La respuesta es fácil: lo mínimo posible. En algún momento de alguna ruta, por poco que llevemos, pensaremos que nos sobra todo. El calzado es importante que sea cómodo. No vamos a subir montañas imposibles. Si las botas son cómodas, genial. Si las zapatillas de deporte lo son, perfecto. En la época veraniega la lluvia puede aparecer, pero no justifica necesariamente que se lleven botas impermeables.

Unas sandalias para la ducha son recomendables, o para descansar los pies en un río o en el albergue. La ropa: cómoda y ligera. Los tejidos técnicos son milagrosos: resisten mucho, se secan rápido y dejan transpirar al cuerpo. Para la noche, un forro polar debería ser suficiente también. Y recuerda que en muchos albergues hay lavadora y secadora, por lo que podremos llevar dos o tres juegos de ropa nada más. Si llueve, un impermeable tipo poncho es lo habitual. Si comprobamos la predicción meteorológica, podemos incluso arriesgarnos a no llevarlo desde el principio y dejar su compra para una emergencia en el Camino.

equipacion camino de santiago

Una gorra, gorro o sombrero y unas gafas de sol son buena idea, especialmente para las etapas de Castilla. Un par de toallas ligeras, una de ellas para tumbarnos en el césped en un momento dado, o taparnos por la noche es una idea. La mochila, suficiente para llevar el equipamiento elegido. Incluyendo la tecnología, agua en abundancia y algún alimento que nos sirva para reponer fuerzas en caso de necesidad. La  linterna es otro elemento que nos vendrá bien, y una navaja.

La tecnología

Este punto es otro de los que más dudas originan entre los peregrinos. La tecnología sí ocupa lugar, y pesa. Pero la tecnología permite registrar y compartir la experiencia de un modo tan eficiente que, pocas veces estamos dispuestos a renunciar a ella. Las grandes dudas existenciales estarán en la parte de la cámara de fotos. Por ejemplo, la duda sobre si llevar o no llevar la cámara SLR o la CSC sin espejo. O, por el contrario, depender del móvil para la parte de la documentación gráfica. Si optamos por una cámara compacta, la cuestión básica es que los smartphones ofrecen, ya, una calidad equivalente a la de una compacta media.

equipacion camino de santiago

De llevar cámara, habría que llevarla, además, en su propia bolsa. No es buena idea meter la cámara en la mochila “general”. Se puede hacer, por supuesto, aunque requiere de un extra de equipaje, que además tiene que estar preparado para afrontar lluvia y el sol directo sobre ella.

Otra duda es la del smartphone. El Camino es exigente con la tecnología. Y un smartphone “urbanita” no siempre se llevará bien con el sol, el agua o el polvo. En este caso, una solución “todo en uno” que puede resultar sumamente conveniente es la de usar un smartphone rugerizado, resistente a las inclemencias del entorno y capaz también de integrar una cámara de calidad y herramientas para seguir o registrar nuestras rutas.

Hay quienes incluso llevan encima un portátil de tipo convertible. O quienes llenan su bicicleta con cámaras y dispositivos, incluyendo GPS dedicado, pero hoy en día no es descabellado usar un smartphone como única herramienta para registrar nuestro periplo por el Camino de Santiago.

El Land Rover Explore

Uno de los terminales más equilibrados del momento, que encaja como un guante en la experiencia del Camino, es el Land Rover Explore. Estamos ante un terminal que combina diseño, robustez y tecnología por partes iguales, muy bien pensado para actividades al aire libre.

Este smartphone tiene dos identidades: por un lado, la urbanita, una vez que lo despojamos de su módulo de batería/antena GPS y su funda protectora, y la aventurera cuando lo equipamos con el Adventure Pack incluido con el terminal. En su dimensión urbana, incluso manteniendo su resistencia a golpes, agua, polvo o caídas, conserva un diseño estilizado y “sport”. Cuando lo “sacamos de paseo”, la identidad del terminal se adapta a las nuevas condiciones sin problema.

Es ahí donde radica el atractivo de este terminal para quienes afronten el Camino de Santiago: en su versatilidad. Además, lleva preinstalado un interesante software que nos puede ayudar a registrar, a modo de diario de camino, nuestra actividad durante las etapas que invirtamos en hacer todo o parte del trayecto gracias a ViewRanger y la aplicación Skyline de realidad aumentada que es capaz de identificar puntos singulares de las rutas sin más que apuntar con la cámara al lugar que nos interese descubrir.

equipacion camino de santiago

La cámara de 16 Mpx puede incluso capturar imágenes en RAW y dispone de ajustes para la ISO o la exposición y el balance de blancos, por lo que los fotógrafos avanzados podrán jugar con los parámetros creativos para hacer las fotos que ellos quieran y no otras.

La batería de 4.000 mAh deja margen para tener energía suficiente para afrontar las etapas del Camino mientras seguimos la ruta desde ViewRanger y Skyline, sin olvidar que el Adventure Pack cuenta con otra batería de 3.620 mAh. La funda lleva un enganche de tipo mosquetón que será de utilidad para llevar el terminal enganchado en la mochila o la ropa dejando las manos libres para usar bastones, beber o apoyarnos cuando atravesamos zonas especialmente complicadas o bajadas pronunciadas. La batería, además, se carga rápido, por lo que podremos aprovechar descansos en algún pueblo para reponer energía en el Land Rover Explore.

Quienes usen la bicicleta tendrán en el Bike Pack el aliado perfecto. Y si queremos aún más capacidad, hay un pack de batería que prescinde de la antena GPS y lleva únicamente 4.370 mAh de energía adicional.

equipacion camino de santiago

El terminal también funciona como linterna, con modo de emergencia incluso. Así que nos evitamos tener que llevar otro elemento adicional. Se activa y desactiva en el centro de control con accesos directos.

Carga las etapas del Camino para no perderte

Con el Land Rover Explorer, por ejemplo, podemos usar las rutas y etapas del Camino de Santiago en formato GPX para seguirlas desde el dispositivo móvil de un modo eficiente y con la seguridad de que no nos perderemos. Los Caminos de Santiago están muy bien señalizados, pero no siempre tenemos la certeza de ubicar bien los senderos. Si caminamos de madrugada se complica la situación.

ViewRanger tiene la opción de importar tracks en formatos compatibles como el GPX. Una vez que hayamos descargado las etapas o el Camino entero en formato GPX tendremos el trayecto en nuestro perfil que podremos convertir a ruta, para seguirla cómodamente y registrando la actividad mientras la caminamos, pedaleamos o corremos.

equipacion camino de santiago

Esta función, junto con Skyline son perfectas para no perdernos y disfrutar del Camino a través del registro detallado de las etapas que luego podremos exportar incluso en Google Maps para compartir en redes sociales habituales y conocidas por todas las audiencias. Además, podremos hacer fotos, vídeos, compartir en redes sociales nuestras impresiones o incluso compartir nuestra ubicación en tiempo real.

equipacion camino de santiago

Este es un ejemplo de integración de tecnología y disfrute de una experiencia como el hacer el Camino de Santiago. La tecnología es una aliada de excepción, y más aún cuando podemos usar un único dispositivo para resolver nuestras necesidades durante el tiempo que estemos peregrinando. La única disciplina que se necesita es la de salir con las baterías y power banks bien cargados. Y si vamos a hacer muchas fotos y vídeos, usar una tarjeta microSD para añadir capacidad a los 64 GB que incluyen el Explore por defecto.

O bien sincronizar las imágenes con servicios como Google Fotos, o Flickr, YouTube para los vídeos o Amazon Fotos también para los archivos RAW, de modo que podamos ir borrando las fotos y vídeos que ya tengamos guardados en la nube.

Smartphone libre Land Rover Explore 64 GB 4GB negro

Creado para actividades al aire libre y probado en todas las condiciones climáticas desde -30 ° a + 60 ° C. Cuenta con la certificación IP68, resistente al agua, dulce y salada, para utilizar en cualquier clima. Con cámara delantera y trasera de 8MP y 16 MP.

equipacion camino de santiago

equipacion camino de santiago


Etiquetas: ,