Una de las más recientes incorporaciones en el mundo de la telefonía móvil es la cámara dual. El pistoletazo de salida lo dio HTC con su HTC One (M8) en el año 2014 integrando una segunda cámara que no hacía fotos, pero servía para capturar información de profundidad para crear efectos de desenfoque en las imágenes.

El año pasado, LG introdujo el LG G5 con doble cámara, aunque esta vez sí con una filosofía fotográfica, de modo que ambas cámaras podían hacer fotos, una con un angular convencional y otra con un gran angular. A partir de ahí, llegó Huawei con su P9, e incluso Apple con el iPhone 7 Plus y a día de hoy es una característica que se empieza a ver en terminales de gama media o incluso gama de entrada.

De todos modos, si tenemos que hablar de pioneros, una de las primeras marcas que apostó por la doble cámara fue Kodak en un modelo compacto: el EasyShare V570 con una óptica fija de 23 mm y otra zoom de 39 -117 mm. Fue allá por el año 2006.

Qué tipos de doble cámara hay

Podemos categorizar los tipos de cámaras duales en dos grandes grupos: las cámaras duales fotográficas y las cámaras duales para efectos. En las primeras, ambas cámaras son capaces de hacer fotos, con la posibilidad de conseguir algunos efectos digitales a partir del uso combinado de las dos. En las segundas, la cámara secundaria no sirve para hacer fotos, siendo su misión la de capturar la profundidad de la escena para implementar efectos 3D o de desenfoque selectivo del fondo.

A su vez, dentro de las cámaras duales fotográficas, tenemos diferentes interpretaciones según el fabricante. LG apuesta por el gran angular en una de sus cámaras, mientras que usa un angular “convencional” en la otra. En el caso de LG, las dos cámaras funcionan de forma independiente, sin sinergias tecnológicas para recrear efectos digitales.

Huawei apuesta por sendas cámaras con la misma distancia focal, pero una de ellas tiene un sensor de 12 Mpx a color, y la otra uno de 20 Mpx monocromo. En este caso, Huawei sí que aprovecha las dos cámaras para crear efectos tales como la captura de fotos en color de 20 Mpx o simulación de apertura.

Apple, por su lado, apuesta por el zoom, con una cámara que hace fotos con un angular normal y otra con un zoom 2x que también se aprovecha para recrear efectos digitales como el modo retrato donde se consigue un efecto de desenfoque del fondo muy bueno. ASUS hace lo propio con el Zenfone 3 zoom, aunque esta vez con un factor de ampliación de 2,3x en vez de 2x. En la tabla adjunta se muestran resumidas las características fotográficas de algunos modelos de móviles.

 

LG G5 LG G6  Huawei P10 / Mate 9 Huawei P10 Plus Apple iPhone 7 Plus ASUS Zenfone 3 Zoom ZTE Blade V8
Cámara 1 16 Mpx, F1.8, 27,5 mm 13 Mpx, F1.8, 29 mm 12 Mpx, F2.2, 27 mm 12 Mpx, F1.8, 27 mm 12 Mpx, F1.8, 28 mm 12 Mpx, F1.7, 25 mm 13 Mpx F2.0
Cámara 2 8 Mpx, F2.4, 11,6 mm 13 Mpx, F2.4, 14,5 mm 20 Mpx, F2.2, 27 mm monocromo 20 Mpx, F1.8, 27 mm monocromo 12 Mpx, F2.8, 56 mm 12 Mpx, F2.8, 59 mm 2 Mpx
Cámara Frontal 8 Mpx, F2.0 5 Mpx, F2.2 8 Mpx, F1.9 8 Mpx, F1.9 7 Mpx, F2.2 13 Mpx, F2.0 13 Mpx F2.2
Uso de la doble cámara en vídeo No No No
Argumentos creativos Gran angular en un móvil Gran angular en un móvil Fotografía en blanco y negro. Calidad de imagen Fotografía en blanco y negro. Calidad de imagen Modo retrato y zoom 2x –          Zoom óptico 2,3x Efectos 3D y de desenfoque selectivo

 

La doble cámara fotográfica, sea en su versión gran angular o la versión zoom, también se puede usar en la grabación de vídeo para hacer cambios de cámara con un efecto bastante videográfico. Es el caso de LG o Apple, por ejemplo, en los que podemos cambiar entre ambas cámaras mientras capturamos una secuencia de vídeo.

Ventajas e inconvenientes de las cámaras duales

Generalmente, las cámaras duales no suponen un inconveniente para los usuarios. Los diseños de los terminales no se ven seriamente afectados por la presencia de una segunda cámara trasera con ópticas fijas. Y tampoco el peso. En algún caso, la cámara sobresale de la parte trasera pero no necesariamente es una consecuencia de tener dos ópticas.

La funcionalidad de la cámara tampoco se resiente, con un incremento mínimo de la complejidad de los menús o de la interfaz para hacer fotos o vídeos.

En algunos casos concretos, en los que se ha tratado de integrar una cámara zoom, el diseño sí se ha visto afectado por grosor y por peso, por lo que los fabricantes apuestan por una configuración de doble cámara con focal fija. Oppo, un fabricante chino que empieza a ser conocido aquí, ha presentado una solución de zoom óptico 5x que no afecta al grosor ni a la luminosidad de la cámara, pero aún no está comercializado oficialmente y está por ver el resultado final.

Las ventajas de las cámaras duales, sin embargo, son muchas. Sobre todo, permiten hacer más cosas con nuestros terminales. Concretamente, hacen posible que hagamos fotos creativas que, con una única cámara no podríamos hacer. De hecho, empieza a ser problemático que un móvil no tenga una segunda cámara, sobre todo porque se puede hacer sin que suponga enfrentarse a una complicación imposible de resolver, y porque ofrece una herramienta creativa más a los usuarios.

Dependiendo de qué tipo de doble cámara elijamos, podremos hacer un tipo de fotos u otras, claro está. Y es aquí donde llega el momento más complicado: elegir qué tipo de fotos nos interesa hacer. Huawei apuesta por el monocromo y la calidad. Apple apuesta por el efecto retrato y el zoom 2x. Asus también. LG ofrece la posibilidad de tener un gran angular en nuestras manos. Y los móviles con doble cámara de efectos, nos permiten “jugar” con fotos 3D o desenfoque selectivo.

La letra pequeña

Las segundas cámaras, con todo lo bueno que tienen, hay que manejarlas con cuidado. Por ejemplo, en los modelos en los que se elige integrar un “zoom” 2x, la luminosidad de esta segunda cámara suele ser bastante peor que la luminosidad de la cámara principal.

Por ejemplo, el iPhone 7 Plus tiene una luminosidad de nada menos que F2.8 en la segunda cámara. La misma que el ASUS Zenfone 3 Zoom. Se trata de una luminosidad relativamente pobre, que hace que en condiciones de poca luz la calidad de las fotos se resienta. A modo de comparación, decir que el iPhone 7 Plus tiene una cámara principal con F1.8 y el Zenfone 3 Zoom, una con F1.7.

En el caso de LG, la luminosidad del gran angular es de F2.4, comparada con F1.8 de la cámara principal. En el LG G5, la cámara gran angular tenía 8 Mpx, una cifra muy justa para el tiempo en el que estamos, aunque compensaba con el efecto gran angular, muy apreciado en fotografía. Y en el caso del Huawei P10 y el Mate 9, la luminosidad de ambas cámaras a color y monocromo es de F2.2.

En otros casos, la letra pequeña está en la funcionalidad. Honor, por ejemplo, usa doble cámara color y monocromo de 12 Mpx en sus modelos con cámara dual. Pero a diferencia de los Huawei, la cámara monocroma no se puede usar de forma independiente, sino para crear efectos como los de desenfoque o para aplicar filtros monocromo avanzados.

En las cámaras de efectos, la segunda cámara no es apta para hacer fotos, tenlo en cuenta. Solo se usa para recrear efectos digitales sobre las fotos hechas con la cámara principal.

Con todo, y a pesar de que hay que tener en cuenta la letra pequeña, recuerda que la segunda cámara es un valor añadido sobre la primera, que en casi todos los casos está muy bien cuidada en todos los aspectos.

Qué doble cámara es mejor

La verdad es que es complicado dar una respuesta categórica. En una primera aproximación, y desde un punto de vista fotográfico, el gran angular del LG G6 y del LG G5 es una herramienta creativa de primer orden. Es cierto que Apple juega con el zoom 2x, pero el zoom 2x en última instancia se puede suplir por un recorte en la foto sin zoom, o acercándonos al sujeto. Además, para grabar vídeo, el gran angular da más juego que el zoom. Si hablásemos de un zoom 5x o superior, pues bien, pero en un vídeo es más útil el gran angular que una focal 2x.

En esta foto se ve cómo el gran angular permite capturar una escena más amplia que con el angular normal. Además, el gran angular confiere una estética diferenciada y única gracias a la deformación de la perspectiva

El efecto retrato que se consigue con el zoom es muy visual y apreciado, pero su uso es menos generalista que un gran angular que se puede usar para todo tipo de fotos a poco que se cuide el encuadre y se busque el ángulo adecuado para sacarle partido creativo. Además, la apertura F2.8 hace que las fotos con el angular 2x del iPhone 7 Plus tengan una calidad menos cuidada.

En el caso de la cámara de Huawei con su óptica Leica y sensores de 12 Mpx y 20 Mpx, lo cierto es que las fotos que se pueden hacer con esta doble configuración son de una calidad superior a la de otros smartphones. Y las fotos en blanco y negro son espectaculares. Aunque la apertura F2.2 es un tanto anacrónica en los tiempos que corren y penaliza la calidad final en situaciones de poca luz.

Foto hecha con el Huawei Mate 9

Las cámaras duales de efectos son divertidas en casos como el ZTE Blade V8 que permite capturar fotos 3D y lleva el visor en la propia caja. Es un teléfono económico y la doble cámara juega aquí un papel divertido y añade valor a un producto económico.

Al final, se trata de una cuestión de preferencias, y también hay que tener en cuenta que la cámara no siempre es el argumento de compra principal. Pero si te interesa la fotografía es conveniente pensar en el uso que se va a dar a la cámara.

Esta foto está hecha con un ZTE Blade V8 y está lista para ser vista en 3D

De momento, las dobles cámara son ya casi un “must” en los terminales de gamas medias y altas. Y también empiezan a calar entre los terminales más económicos. Generalmente las propuestas con precios modestos tienen dobles cámaras también modestas, pero en la gama alta, las propuestas son interesantes y con un valor creativo importante.

Tecnología de tú a tú| Móviles todopantalla: estas son las mejores pistas para identificarlos y elegir el mejor

Imágenes| Manu Arenas

 


Etiquetas: ,