Según indican diferentes fuentes, Apple estaría negociando con Microsoft para que su buscador Bing se ofrezca por defecto en los iPhone en lugar de Google, el buscador que actualmente se ofrece como motor de búsqueda predeterminado.

Indepedientemente del final, haya acuerdo o no, no es ningún secreto que las relaciones son cada vez más tensas entre Apple y Google, y más a medida que se van enfrentando como rivales en más frentes. Es curioso comprobar como ha ido evolucionando la relación entre amabas compañías-.

Si en el pasado las dos empresas trabajaron como socios y hasta el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, tenía un asiento en la junta directiva de Apple, ahora la situación es muy distinta.

El lanzamiento por parte de Google del teléfono móvil Nexus One supone una competencia directa para el iPhone. Apple ha adquirido la compañía de publicidad para teléfonos móviles Quattro, después de que Google ya había hecho lo propio en 2009 con un competidor directo, AdMob, firma que había perseguido adquirir Apple.

Por tanto, algo ha cambiado. Ahora, Apple y Google saben que el otro es su principal enemigo, y aunque hace no mucho pudiera parecer impensable, Microsoftse antoja como un peón de esta batalla. Un acuerdo entre Apple y Microsoft significaría que los propietarios de iPhone automáticamente utilizarían el buscador Bing de Microsoft como el motor de búsqueda principal y de esta manera se obligaría a los usuarios a cambiar de forma manual la configuración del teléfono si desean buscar a través de Google.

Google es, hoy por hoy, el motor de búsqueda por defecto en el iPhone. Microsoft también puede presionar para hacer que Bing sea una opción más en el navegador Safari de Apple. Evidentemente, no sabemos en que acabarán estas negociaciones, pero lo que está claro es que aparte del tema económico, hay muchos otros intereses en juego sobre la mesa.

Y en vista de toda la situación, y teniendo en cuenta que Google comparte con Apple los ingresos publicitarios de su buscador en el iPhone, tampoco sería sorpendente que para cerrar el trato, Microsoft pudiera estar dispuesto a compartir una parte mayor de sus ingresos o pagar una tarifa anual fija superior a la que ofrece Google.


Etiquetas: , , ,