El otro día durante la conferencia Where 2.0 dedicada a la geolocalización los investigadores Alasdair Allan y Pete Warden, durante una sesión llamada ¿Quién tiene acceso a estos datos?, desvelaron un software para abrir un archivo oculto de los iPhone e iPad. En el mismo se podía ver en un mapa todos los lugares por los que había pasado el aparato. Este anuncio supuso la apertura de la caja de los truenos, afectando no solo a Apple destapando que con los datos de localización se registraban datos de la localización de los usuarios. Esta polémica ha servido también para descubrir que tanto los teléfonos con Android como los que funcionan con Windows Phone 7 también almacenan los datos de localización. El tema por ver, es si existe algún tipo de interés malicioso o no detrás. De todas maneras, el tema ha generado tanta polémica que el mismo Steve Jobs, máximo jefe de Apple y actualmente de baja médica, ha hablado para tratar de calmar las preocupaciones sobre la seguridad de los datos de los usuarios. Jobs ha confirmado lo que previamente la empresa ha informado en un comunicado: que reducirá la cantidad de información sobre localizaciones almacenadas en el aparato y que están solucionando la falla que permite el almacenamiento de los datos aún cuando el servicio está desactivado. La solución consiste en una actualización gratuita para la tableta y el teléfono que llegará en las próximas semanas. Según Apple, este software reduce el tamaño del archivo en el que se guardan los datos de redes wifis y de conexión que quedan registrados en el terminal, deja de almacenar los más antiguos y borra por completo los datos de localización almacenados en el aparato cuando se apaguen las opciones de localización. El software impedirá que los datos de posicionamiento del usuario pasen a un ordenador como hicieron Allan y Warden en la presentación. Además, también tendremos algunas mejoras aprovechando esta actualización: como consecuencia del fin de guardar todos esos datos de monitorización la base de datos de copias de seguridad ocupará menos espacio, y ésta se eliminará completamente si desactivamos los servicios de localización. La batería se usará de forma más optimizada y se resolverán algunos errores menores del sistema. A continuación podéis leer las preguntas a las que Steve Jobs ha dado respuesta: 1. ¿Por qué está Apple siguiendo la posición de mi teléfono? Apple nunca ha seguido la posición de los teléfonos ni tiene previsto hacer en el futuro. 2. ¿Por qué hay tanta preocupación? Ofrecer a los usuarios de telefonía información de localización de forma rápida y precisa al mismo tiempo que se protege su seguridad y privacidad ha creado varios problemas técnicos que son difíciles de explicar en pocas palabras. Los usuarios están confundidos en parte porque los creadores de estas tecnologías (incluida Apple) no las han explicado convenientemente. 3. ¿Por qué el iPhone guarda información sobre localización? El iPhone no guarda información sobre su localización. Lo que hace es mantener una base de datos de puntos de acceso Wi-Fi y torres de telefonía cercanas al usuario. Algunas de estas torres y redes pueden llegar a estar a varios kilómetros. El iPhone las almacena para poder localizarle rápidamente. Si se usa solo el receptor GPS la localización puede llegar a tardar varios minutos, el iPhone reduce este tiempo a segundos usando la información de redes Wi-Fi y torres cercanas e incluso puede triangular la posición del usuario usando estos datos cuando no hay GPS. Esto es posible gracias a la base de datos recolectada por millones de iPhones que envían a Apple información de las torres de forma cifrada y anónima. 4. ¿Esa es la base de datos almacenada en el iPhone? No. La base de datos completa es demasiado grande como para poder almacenarse en un iPhone. El teléfono descarga una parte que está protegida pero no cifrada y que se copia en el ordenador al hacer una copia de seguridad. Esta copia puede estar cifrada o no, según las preferencias que haya elegido el usuario. Lo que los expertos de seguridad han descubierto no es la localización del iPhone sino la base de datos de torres y redes Wi-Fi que han estado alrededor del teléfonos pero que pueden tener varios kilómetros de margen de error. 5. ¿Puede Apple localizarme usando estos datos? No, estos datos se envían a Apple de forma anónima y cifrada. Apple no tiene cómo saber la localización de un terminal concreto. 6. Se han encontrado datos con más de un año de antigüedad. ¿Por qué son necesarios tantos datos históricos para localizar mi posición actual? Los datos almacenados no representan la localización del teléfono, sino una parte de las torres de telefonía y redes Wi-Fi cercanas que sirven de ayuda al GPS. Guardar tantos datos es un error que hemos descubierto y que se arreglará en una futura actualización. No vemos necesario que el iPhone almacene datos más allá de una semana. 7. ¿Cuando apago la función de localización el iPhone sigue creando este archivo? No debería hacerlo, es un error que que va a corregirse en una futura actualización de software. 8. ¿Qué otra información de localización guarda Apple con este sistema? Apple está recolectando también información de tráfico como parte de un nuevo servicio. 9. ¿Ofrece Apple está información a terceras compañías? Solo damos los reportes automáticos que se producen en caso de fallo de forma anónima para que los desarrolladores puedan corregir errores. La localización no se transmite con ninguna compañía salvo que el usuario apruebe explícitamente que se haga. 10. ¿Cuál es la postura de Apple sobre la privacidad y la seguridad de la información personal? Creemos que son extremadamente importantes. El iPhone fue el primer teléfono que, por ejemplo, pide permiso a los usuarios de forma individual para cada una de las aplicaciones que usan servicios de localización. Nuestro objetivo es seguir siendo líderes al fortalecer la privacidad y la seguridad.


Etiquetas: , ,