LG G7 thinQ

LG ha estado muy activa en los últimos meses en su gama de terminales premium. El LG V30 se actualizó al modelo LG V30 ThinQ para añadir tecnología de IA, y ahora llega el momento de dar el relevo al veterano modelo G6 dentro de la familia “G” con el modelo G7 ThinQ.

Estaba previsto que llegara en el evento MWC del pasado mes de febrero, pero LG prefirió dar un rediseño al terminal en algunos aspectos para lanzarlo ahora. Es un terminal de gama alta, con funcionalidades marcadamente multimedia orientadas a ofrecer una experiencia audiovisual a la altura de las necesidades más exigentes.

LG G7 thinQ

Multimedia como vocación

Ya el LG V30 ThinQ tenía una vocación multimedia avanzada, como la tenía el LG G6. Y el LG G7 ThinQ la mantiene y la mejora en detalles como la pantalla, la grabación de vídeo o el audio HiFi de alta calidad. También introduce cambios en la parte de la cámara, con un gran angular más “manejable” y una cámara frontal más solvente. Lo cierto es que los últimos terminales de LG son, posiblemente, los terminales más cuidados del mercado en este aspecto.

La experiencia de escucha de audio, tanto mediante los excelentes auriculares incluidos, como a través de auriculares inalámbricos es muy buena. En los inalámbricos, especialmente si tenemos compatibilidad con el códec aptX HD de audio Bluetooth. El Quad DAC integrado de 32 bits y amplificador dedicado es un punto muy a favor de cara al uso de “cascos” con jack de 3,5 convencionales, especialmente si tenemos unos auriculares de gama más alta incluso que los que trae el terminal en la caja.

 

LG G7 thinQ

El sonido a través de unos buenos auriculares es espectacular y a la altura de lo que cualquier audiófilo pueda exigir de un terminal de gama alta. Las opciones de configuración son abundantes y los cambios se reflejan de manera sutil pero perceptible en el sonido que se escucha en los auriculares.

En cuanto a otros elementos de valor añadido, decir que cuenta con radio FM, una funcionalidad que, si está, suele ser bien recibida por parte de los usuarios. Así, en un momento dado podemos escuchar un programa o una emisiòn deportiva, sin necesidad de usar el streaming.

El altavoz integrado es mono, pero de tipo Boom Box. Dicho de un modo que se entienda, suena mucho y muy bien. En mono, pero la verdad es que no se echa de menos el estéreo una vez que nos damos cuenta de que es un altavoz que puede llenar una habitación pequeña sin problema, cuando lo apoyamos en una superficie plana. Incluso al máximo volumen no distorsiona para nada. Ni con bajos al máximo.

Una pantalla muy brillante

La pantalla del LG G7 es espectacular en tecnología. No es OLED, pero a cambio tenemos un nivel de brillo de nada menos que hasta 1.o00 nits, con un espacio de color del 100% del DCI-P3 y compatible con HDR10 y Dolby Vision. Todo un repertorio de funciones que hacen que consumir fotos y vídeos en esta pantalla sea una experiencia muy agradable, especialmente con aplicaciones de streaming como Netflix que incluye contenidos HDR y 4K.

LG G7 thinQ

El modo “boost” de 1.000 nits es perfecto para ver la pantalla en exteriores, con una duración limitada del efecto, pero suficiente para que veamos lo que necesitemos. La pantalla tiene la habitual “ceja” o notch, pero no es especialmente molesta y hay opciones para “ocultarla” si nos resulta molesta. Al fin y al cabo, no roba píxeles realmente: los fabricantes añaden algunos más para alojar esta “ceja”.

Cámaras muy fotográficas y videográficas

LG lleva apostando por el gran angular desde el primer modelo con doble cámara: el LG G5. entonces tenía un gran angular extremo, con unos 130 grados de ángulo de visión. Luego, pasaría a usar un gran angular más comedido de unos 120 grados y en el LG G7, se ha reducido a unos 107 grados. Con todo, sigue siendo un gran angular que permite obtener fotos (y vídeos) capaces de mostrar escenas de paisajes, urbanos o de cualquier otro tipo bajo una óptica muy peculiar y única en el momento actual (o casi única).

En la imagen se aprecia la foto con gran angular y la foto con angular normal dentro del recuadro rojo. El resultado con el gran angular es que tenemos una mayor parte de la escena dentro de la imagen. Algo de gran valor cuando fotografiamos espacios en el campo o la ciudad o en interiores. Como mejora frente al V30, están los 16 Mpx de la cámara gran angular. No está estabilizada ni tiene AF, pero para un gran angular no es vital que estén.

LG G7 thinQ

 

Por otro lado, además de los excelentes controles manuales para fotografía, tenemos la integración con IA para el reconocimiento de escenas de forma automática. El sufijo “ThinQ” está relacionado con la integración de inteligencia artificial, precisamente. Dentro de esta funcionalidad, tenemos la posibilidad de dejar que el terminal elija los ajustes óptimos para cada tipo de escena identificada.

LG G7 thinQ

Con todo, el uso de los modos manuales ofrece muy buenos resultados. El modo nocturno no es especialmente bueno: genera fotos de solo 4 Mpx y con un resultado poco atractivo. Es mejor usar un modo manual bajando la ISO lo más posible, por ejemplo. La luminosidad es alta en las dos cámaras, por lo que tenemos margen.

Otro modo útil es el de creación de GIFs animados a partir de ráfagas. O el modo retrato con selección de nivel de desenfoque del fondo en edición posterior.

LG G7 thinQ

El vídeo es uno de los puntos fuertes, con la posibilidad de capturar en modo HDR 10, así como usando controles manuales en apartados como la ISO o la velocidad de obturación. Así, podemos obtener grabaciones de una gran calidad, sin olvidar que el audio HiFi con monitorización y selección de niveles de grabación está también presente.

En conciertos o sesiones de música electrónica, la grabación con el LG G7 es espectacular en cuanto a calidad de vídeo y de sonido. Captura los graves de forma contundente y sin distorsión. Y además, la cámara gran angular encaja perfectamente en la captura de vídeo en formato panorámico 21:9 (modo cine). El modo cine vídeo permite hacer zoom a zonas de la pantalla diferentes al centro.

Por supuesto, podemos grabar vídeo 4K y slow motion, aunque sin llegar a los extremos de los Samsung Galaxy S9 o Sony Xperia o Huawei P20 con hasta 960 fps de tasa de frames.  Hay más modos disponibles, como los que tienen formatos “cine” del tipo de 21:9 muy atractivos de cara a capturar escenas de un modo cinematográfico.

Para los amantes de la edición, el formato HDR10 deja margen para ediciones bastante “pro”. Es un poco como tener el raw de una foto, pero en vídeo.

La IA, mejor si es de Google

Otro de los elementos diferenciadores del LG G7 es la profunda integración que tiene con Google y sus tecnologías de IA y de realidad aumentada. Es uno de los primeros terminales, aparte de los de Google, que ofrece integración con Google Lens, la tecnología del asistente de Google para reconocer objetos que están frente a la cámara.

google lens

Además, tiene un botón dedicado para lanzar el asistente de Google en un lateral, lo cual acelera las tareas de uso del asistente, ya sea para usar Google Lens como para usar el asistente de voz propiamente dicho. Es más, el asistente se “mete” en las apps de un modo fuerte, por lo que si decimos al asistente de Google: “haz una foto en modo manual”, abrirá la cámara en modo manual y hará la foto directamente.

También cuenta con integración con la plataforma AR Core de Google. De un modo tal, que incluso podemos instalar la app AR Stickers que usan los terminales Pixel de Google para integrar elementos de realidad aumentada en las escenas.

De todos modos, no es un terminal que cuente con aceleración de IA mediante tecnologías especiales como en el caso de Huawei y los Mate 10 o P20. No es algo urgente a día de hoy, todo sea dicho.

El sistema operativo, tuneado

Como es habitual, LG integra su propia capa de personalización sobre Android. Es Android 8.0, y será posible actualizar pronto a Android P, cuando esté disponible. La capa de LG es muy buena y no elimina realmente funcionalidades Android. Al contrario, es un terminal este LG G7 ThinQ que puede presumir de ser uno de los “más Google” del momento.

La capa de personalización LG UX permite realizar ajustes de un modo cómodo y fácil, con acceso a los menús y funciones como la barra flotante de apps o la herramienta de optimizaciòn Smart Doctor. O la galería o la posibilidad de crear contenidos protegidos mediante contraseña o huella. La galería, por ejemplo, sigue la tendencia de ordenar las fotos y vídeos de forma automática. Y el resultado es notablemente bueno, con una ordenación por etiquetas que es espectacular.

Sobre los sistemas de autenticación, la huella es el método preferido para desbloquear el terminal, aunque integra reconocimiento facial. No es tan rápido ni tan preciso como los de otros fabricantes, pero cumple con su papel como complemento para la huella cuando, por ejemplo, tenemos el terminal apoyado en la mesa. También se puede desbloquear por voz.

Resistente, rápido y elegante

El diseño del LG G7 es elegante, con formas redondeadas, delgado y con materiales de calidad como el aluminio y el Gorilla Glass 5. Cumple con la especificación IP68, así como la MIL-STD-810. No es que sea indestructible, pero aguanta el día a día sin problema.

lg g7 traera

El procesador es el Snapdragon 845 de Qualcomm, junto con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento ampliable mediante tarjetas microSD. Hay un modelo de 6 GB y 128 GB de almacenamiento, pero de momento no está a la venta en España. Esta tecnología, junto con las de comunicaciones, es la habitual en terminales premium a día de hoy. No hay quejas en este capítulo.

La batería de 3.000 mAh es el punto más delicado en especificaciones, siendo una cifra escasa, aunque la carga rápida compensa este hecho hasta cierto punto. Si usamos mucho el terminal tendremos que cargarlo antes de que acabe el día mientras tomamos un café en un tiempo de media hora para tener más de la mitad de la batería llena.

Un terminal de calidad y solvente de venta muy próximamente

LG ha hecho un buen trabajo con el LG G7 ThinQ. La integración con Google es total y las tecnologías que integra son, en muchos casos, únicas en el panorama de smartphones, como la grabación manual de vídeo o el modo HDR10 de grabación, o la cámara gran angular.

La IA está suficientemente implementada para seguir las tendencias actuales, pero no es el centro de atención. El centro de atención es su vocación multimedia, en los apartados de la pantalla, el audio, la fotografía y el vídeo. Y ello sin dejar de ser un smartphone de gama alta apto para el ocio y la productividad.

Según la marca, estará de venta el próximo mes de junio.

En Tecnología de tú a tú| Contraseña, huella digital, escáner de iris, reconocimiento facial: ¿qué opción es más segura para tu móvil?


Etiquetas: