Los móviles y smartphones son excelentes compañeros de viaje y si bien los auriculares han venido siendo un accesorio imprescindible, habitualmente incluido en el embalaje del teléfono,  no es menos cierto que los pequeños altavoces pensados para este tipo de dispositivos ya han conquistado su espacio, tanto  en el mercado como en los hogares.

El  desembarco de Apple al mundo de la telefonía, supuso un antes y un después en cuanto al audio y alta fidelidad para smartphones y móviles en general, y es la razón de que la compañía de la manzana sea la referencia para todo el hardware relacionado con la reproducción en alta fidelidad. Así, la gran mayoría de modelos de estaciones con altavoces, son compatibles con la conexión que monta Apple en sus dispositivos, una suerte de USB modificado. Con todo, el resto de teléfonos móviles ya cuentan con un interesante catálogo de estaciones de audio.

Existen dos formatos claramente diferenciados, tanto por su uso como por su estética: El primero de ellos es el Dock o estación de audio para dispositivo móvil, un conjunto compacto, pensado para ocupar un espacio fijo en la casa, por lo que el diseño esta muy cuidado, y no es tan importante la movilidad.

La gran mayoría de docks y estaciones para móviles, integran dos altavoces de pequeño tamaño y un subwoofer para realzar los graves. Junto a esto, pueden incorporarse añadidos como Radio FM, display digital, pantalla LCD y despertador. Además, es frecuente un incorporen un cargador que suministre energía al móvil mientras está en uso.

El funcionamiento es tan sencillo como apoyar el móvil sobre la estación, haciendo coincidir las conexiones, para pasar a controlarlo desde los propios controles de la caja de altavoces.

El segundo formato son los altavoces portátiles, enfocados principalmente hacia la portabilidad, por lo que se reduce el tamaño a costa del diseño. A diferencia del anterior, no suele incorporar cable de alimentación, y si lo tuviere, siempre estará presente un compartimiento para pilas o baterías.  Con uno o dos altavoces, no se le añade subwoofer o potenciador de graves, ya que es el altavoz que requiere mayor volumen.

Y si nuestro problema es la falta de variedad de dispositivos para un modelo de teléfono en concreto, o poseemos varios modelos con distinto conector, podemos optar por aquellos altavoces con transmisión de sonido inalámbrica. Gracias al Bluetooth o la nueva tecnología Air Wired de Yamaha, podremos prescindir de los cables sin perder un ápice de calidad.


Etiquetas: