Al igual que Apple tiene sus acérrimos seguidores, que se acumulan como rapiñas en colas interminables esperando el lanzamiento de sus novedades y sus…¿ normas de la casa de la sidra? (algún día tenía que colar este chiste, por aquello de la dichosa manzanita), estamos convencidos de que también Microsoft tiene algún que otro incondicional.

Sí, sabemos que últimamente la han pifiado un poco bastante con su último sistema operativo, también que Explorer cada vez nos gusta menos comparado con Firefox y que Bill Gates se ha largado, pero aún así siempre puede quedar un resquicio de afecto hacia esta puntera compañía.

Para demostrarlo nada mejor que decorar nuestra casa con algún motivo que recuerde a Microsoft y a sus conocidas “ventanas”. ¿Y qué mejor forma hay de hacerlo? Pues eso, para qué complicarse la vida, simplemente con ventanas…Sí, sí, has visto y leído bien. Las Windows Window, llamadas así por el populacho tecnozoide o Fenêtres 3.1 oficialmente, llegan con su menú al más puro estilo W 3.1 y su fondo de escritorio de cielo azul tranquilidad como la que daba el XP.

Si al otro lado del cristal el día está gris tipo “nomelevantodelacama” siempre podrás recrearte asomándote a la armónica escena de campo verde y cielo despejado al más puro estilo teletubbie. En definitiva, un accesorio que te servirá para alegrarte la “Vista” y dejar sorprendidos a tus amigos en esas cenas caseras (sobre todo si son proMac).

Grande este diseñador de frikadas para tecnoadictos, John Nouanesing, también famoso por encargarse de otros espectaculares diseños, como el Geekini, un producto que a más de uno le hará soltar una lagrimita al rememorar su antigua Nintendo y quizás a su antigua novia.


Etiquetas: , ,