Linux se ha convertido en el sistema operativo secundario preferido por la mayoría de usuarios, y presente en los nuevos electrodomésticos inteligentes debido a su sencillez, estabilidad y entorno amigable, y Ubuntu es el sistema operativo de distribución GNU/Linux indicado para complementar televisores inteligentes y consolas, con capacidad de gestionar contenidos o con acceso a la Red. Si bien, los dispositivos suelen actualizarse automáticamente a la versión más actual, los pequeños trucos ofrecidos aquí tienen validez para casi todas esas versiones, hasta la undécima que ha sido lanzada hace pocas semanas. La puesta a punto de este sistema operativo no requiere mantenimiento periódico como un sistema operativo de PC, ya que se crean menos archivos basura y no sufre tantos ataques de hackers, pero es posible afinar un poquito su rendimiento. Veamos algún ejemplo: Deshabilitar servicios innecesarios Ubuntu nos ofrece una serie de servicios que están disponibles en caso de cualquier contingencia, pero que normalmente no solemos utilizar. La deshabilitación de estos servicios supondrá mayor rendimiento al realizar las funciones. Entre los servicios que podemos quitar están los siguientes: Pcmcia- Solo sirve en aquellos televisores que cuenten con tarjetas PCMCIA. Rsync- Sirve para transferir archivos y mantener un espejo sincronizado. No se suele usar a no ser que necesites enviar copias de ficheros masivamente. Ppp- protocolo que sólo se utiliza cuando usas un modem para conectarte a internet. Ntpdate- este servicio actualiza el reloj del sistema y lo sincroniza a cada reinicio. Reducir la profundidad de color Podemos rebajar la profundidad de color desde 24 bits a 16 bits para reducir el uso de la memoria de la tarjeta gráfica. Abrimos terminal y tecleamos: cd /etc/X11 Ahora modificamos el archivo de configuración tecleando: sudo nano xorg.conf Modificamos DefaultDepth y cambiamos su valor de 24 a 16 y guardamos cambios. La diferencia en el color es casi inapreciable para el ojo humano. Agilizar el Nautilus Nautilus es el navegador de archivos del Ubuntu. Podemos acelerar considerablemente su uso si desactivamos sus opciones ya que sólo son necesarias si hacemos un uso intensivo de este navegador. Para ello hemos de ir a Lugares de Gnome/carpeta personal/editar/preferencias. En la pestaña de Vista Previa desmarcamos una a una todas las opciones y marcamos en todas ellas la opción Nunca. Existen otros métodos de optimización, los aquí expuestos son los más sencillos de cambiar y ninguno de ellos produce cambios en el kernel, que en manos poco expertas podría inutilizar o crear un malfuncionamiento del equipo. Trucos tan sencillos como el propio Ubuntu.


Etiquetas: ,