Arquitecto 3D  7.0, de Data Becker, es un completo programa con el que cualquier usuario, profesional o no, podrá imaginar la reforma de su casa o incluso el diseño completo a partir de un terreno. La mejor cualidad de este programa es la multitud de opciones que ofrece para poder imaginar todo tipo de situaciones a las que tiene que enfrentarse un arquitecto profesional. Además, aquello que vaya surgiendo de su mente lo podrá visualizar, desde los planos en 2D hasta la casa levantada con un gran realismo gracia a la resolución que ofrecen los gráficos de Arquitecto 3D.


Una vez que hemos instalado el programa lo primero que debemos hacer es conocer la interfaz que nos vamos a encontrar. Un programa así requiere de muchas herramientas que hay que ir conociendo poco. No hay que abrumarse al comienzo, ya que con el uso es fácil darse cuenta de que al fin y al cabo es bastante intuitivo. En el menú principal encontramos la típica barra de todos los programas de Windows. Además de los comandos usuales podrá encontrar otras opciones como Datos de la casa, Planos o Plantas, que dan una idea de a qué se refieren. Debajo de ese menú aparece el menú de modos, cuyas opciones Terreno, Construcción, Instalación, Dibujo, Configuración 2D, Configuración 3D, Excursión y Esquema también dan idea de hacia dónde se dirigen. Esta será la barra principal que utilizaremos para manejarnos con el programa. En función del modo que escojamos irán cambiando las opciones de la barra de modos ampliada, la barra de herramientas, la barra de contenedores o la barra de tabuladores, donde están las distintas opciones del programa. Además de todas estas barras estará presente el área de trabajo, donde se llevan a cabo las acciones.


Para poder llevar a cabo todas las acciones de las barras necesitaremos un proyecto vacío. El asistente de proyectos nos ayudará a crear uno con el que empezar nuestro diseño. Nada más ejecutar el programa aparecerá este asistente y tendremos que escoger la opción Crear un nuevo proyecto. Lo primero que seleccionaremos es cómo queremos que se organice el trabajo, por eso nos pedirá que escojamos cuántas ventanas queremos en el área de trabajo (luego podremos modificarlo). También elegiremos la unidad de medida que utilizaremos, introduciremos las medidas aproximadas de la construcción, las plantas de la misma, el tamaño de página sobre el que se imprimirán los diseños, la escala, la distancia entre cuadrículas, si queremos utilizar marcos y cajetines para dar un toque profesional. Al finalizar el proyecto entraremos en el modo construcción. Es momento para guardar el proyecto, al pulsar en Guardar como podrá elegir si guardarlo como archivo de Arquitecto 3D 7.0 o en otros que puedan abrirse con Autocad (DXF o DWG) u otros formatos.


Para comenzara usa el programa es muy importante saber utilizar las herramientas de trazado y puntos de captura. Para empezar, cree un proyecto con una única ventana de visualización. Estará en modo Construcción, así que podrá seleccionar Habitaciones/paredes en el contenedor, después seleccione Paredes  y luego Dibujar pared simple. Haga clic sobre cualquier parte de la cuadrícula, arrastre y pulse escape en el teclado. Habrá dibujado una pared, veremos qué puede hacer con ella. Al pasar sobre el elemento insertado, sus bordes adquirirán un color verde, clicando con el botón izquierdo podrá modificarlo. Aparecerán unos cuadros negros en los extremos que sirven para modificar el tamaño (en una pared simple no) o flechas con las que podrá girarlas. Ahora acuda al modo 2D, inserte un perro desde el contenedor objetos en la carpeta de animales y seres vivos y vuelva al modo Construcción. Verá como al seleccionar este objeto sí puede modificar el tamaño del objeto. Un paso fundamental para que la cuadrícula quede bien es la utilización del Punto Cero, ya que desde el él se definen las cuadrículas. Es aconsejable colocarlo en la esquina inferior izquierda del diseño del edificio para que nos sea más fácil guiarnos, simplemente seleccione la opción Ajuste de punto cero en la barra de menú estándar y colóquelo en el punto deseado. Ajustar la cuadrícula también es básico, seleccione por ejemplo ángulos de 90 grados para que las paredes queden perpendiculares y no olvide que siempre puede quitar la cuadrícula de la vista, la captura automática le ayudará a que los elementos se ajusten a la cuadrícula facilitando el trabajo. Para más información sobre este punto es recomendable leer el manual del programa.


Como ya hemos comentado, el uso del programa será el que nos dará mayor soltura. Ahora pasaremos a ver brevemente los modos de Arquitecto 3D 7.0. El modo Terreno ofrece la posibilidad de modelar el mismo y hacerlo más parecido a la naturaleza, donde raramente la superficie es plana, además podrá añadir caminos. El modo Construcción es el más importante de Arquitecto 3D 7.0 ya que desde aquí puede crear proyectos completos sin necesidad de otros modos. Desde este modo podrá añadir elementos, objetos, paredes, habitaciones, escaleras, tejados y todo lo que necesite y cuando quiera ver sus progresos podrá hacerlo en el modo configuración 3D. Las rutas definidas en este modo podrá visualizarlas en el modo Excursión e incluso grabarlas en vídeo. El modo Instalación, por su parte, sirve para planificar entradas de luz, agua o calefacción. El modo Dibujo sirve para crear formas que sólo podrán ser visualizadas en modo 2D, pero que saldrán impresas. En el modo Configuración 2D podremos definir formas en función del espacio, mientras que en el modo Configuración 3D podrá visualizar directamente cómo está quedando su proyecto. Por último, el modo Esquema está pensado para que el usuario pueda imprimir imágenes de su proyecto.

Para mayor información descargue el manual completo en esta dirección.

Para consultar precio y disponibilidad de Arquitecto 3D 7.0, pinche aquí.