Tomar nota y guardar cosas que nos han llamado la atención o nos han gustado es para muchos de nosotros el día a día. Seguro que más de una vez nos ha pasado: vemos un artículo interesante en una página, lo guardamos. Vamos por la calle y un producto en el escaparate nos enamora: le hacemos una foto. Se nos ocurre una idea brillante, la anotamos como mejor podemos en una libreta para no olvidarnos de ella. La vida está llena de estos pequeños recuerdos y momentos de inspiración.

Hay muchas formas de organizar todas esas notas: un bloc de notas, post-it, documentos en el ordenador… Cada uno tiene sus trucos y hoy os queremos enseñar el nuestro: Evernote. Una aplicación que nos permite tener un blog de notas virtual y anotar en ella todo lo que se nos ocurra en cualquier momento. ¿Todavía no la conoces? En Tecnología de tú a tú os descubrimos cómo funciona para que la uséis en vuestro día a día.

Evernote fue concebida como una aplicación para gestionar nuestras notas y también para tenerlas ordenadas dentro del mismo lugar. Al final, si aplicamos este mismo modelo a la vida analógica, seguro que muchos de nosotros tenemos un montón de notitas, o una libreta hasta arriba de apuntes. La calidad de estas últimas es indiscutible pero Evernote, como solución digital, pretende ofrecernos una herramienta muy útil en nuestro día a día.

El verdadero potencial de Evernote, más allá de tener archivada toda nuestra información de forma ordenada, es la posibilidad de utilizarlo en diferentes dispositivos. Es decir, además del ordenador (Windows y MacOS), podemos disfrutar de toda la información de nuestra cuenta sincronizada en los principales sistemas operativos móviles: Android, Blackberry, IOS y Windows Phone. Algo muy útil si tenemos un smartphone o un tablet.

Volviendo a los ejemplos del principio. Supongamos que estamos viendo una página web y nos interesa el contenido de ésta. Con Evernote podemos guardar su contenido, descargarlo, y posteriormente consultarlo en cualquier momento. Si por ejemplo vamos por la calle y vemos algo que nos gusta, podemos hacerle una foto y enviarla como una nueva nota. Además, podemos acompañar la imagen con texto o incluso mandarla por correo a algún amigo o familiar.

Además de notas de texto e imágenes, también podemos guardar grabaciones de sonido y voz, si nuestro dispositivo móvil nos lo permite. Los usos de Evernote son muchos y al final lo importante es encontrar los que nos sean útiles a nosotros. Al principio la aplicación puede parecer compleja pero gracias a su cuidada interfaz y las diferentes ayudas que incluye podemos aprender a manejarla en muy poco tiempo. Estos son sólo uno de los pocos ejemplos de cómo podemos usar este singular bloc de notas virtual.

Evernote es una aplicación gratuita donde lo único que necesitamos es registrarnos para poder usarla. Al mes tenemos unos cuantos megas gratis, que se van renovando, para ir subiendo notas. Si necesitamos más espacio, siempre podemos comprar más con una cuenta Premium. No obstante, si no lo usamos de forma especialmente intensiva, con los megas que vamos consiguiendo cada mes tenemos suficiente. Si os gusta tener todo bien organizado dadle una oportunidad.

Para más información: http://www.evernote.com


Etiquetas: