El disco duro va llenándose de pequeños ‘agujeros’ a medida que se van grabando y borrando archivos y programas en el ordenador. Poco a poco se deteriora la estructura de ficheros del disco, y vamos fragmentando los archivos cada vez que los guardamos. Por ello conviene hacer una desfragmentación del disco duro de vez en cuando; de este modo optimizamos su capacidad y mejoramos su rendimiento.

Antes de comenzar con el proceso de desfragmentación es importante saber que no podemos utilizar el ordenador en el rato que esté llevándose a cabo el proceso. Por ello hay que cerrar cualquier programa que esté encendido y evitar que se ponga en marcha el protector de pantalla.

Para desfragmentar el disco duro a través del Windows XP lo más fácil es acceder a esta herramienta desde: Inicio/ Programas/ Accesorios/ Herramientas del sistema. Una de las opciones que te da es la de Desfragmentador de disco. Lo primero que tenemos que hacer es realizar un análisis de los discos duros que tengamos en el sistema, y así conocer el grado de fragmentación de los archivos. Una vez terminado este proceso puedes ver el informe del análisis (Presentar informes) para posteriormente comenzar con la desfragmentación.

Esta operación tardará bastante rato en completarse y además depende, entre otras cosas, del espacio libre del disco, el índice de fragmentación de los archivos y del propio ordenador. Recuerda que no debes hacer nada con el ordenador mientras se lleva a cabo.

Una vez finalizada la desfragmentación podemos leer los informes para ver el resultado de la operación.

Es aconsejable hacer periódicamente desfragmentaciones del disco, o al menos el análisis para conocer el estado de nuestro disco duro.


Información cortesía de:

 


Etiquetas: , , , ,