Durante los últimos años y con la popularización de los smartphones y la mejora de las conexiones, no han cesado de proliferar tampoco las aplicaciones móviles. Unas herramientas que ponen el foco de atención en facilitarnos la vida en aspectos tan variados como la comunicación, el contacto con otros seres queridos y hasta la educación de nuestros hijos y el establecimiento de hábitos más saludables.

Y es que su ámbito de actuación resulta tremendamente amplio. La especialización en áreas muy concretas y la adaptación a las necesidades cotidianas se han convertido en algo clave. ¿Cómo no iban a tener cabida entonces aquellas aplicaciones que nos permitan relajarnos? Nos estamos refiriendo, más específicamente, a las de meditación o mindfundless. Hoy recabamos algunas de las mejores.

Qué es el mindfulness

meditate-1851165_1920

Para empezar, sin embargo, cabe explicar en qué consiste exactamente el mindfulness; una técnica de meditación procedente del budismo cuyos orígenes se remontan más de 2.500 atrás y que ahora se encuentra en pleno auge. ¿La razón? Que la psicología científica contempla sus beneficios como parte de la terapia. Lo hace desde 1970 y, especialmente, para tratar depresiones y situaciones de ansiedad.

Un concepto basado en la concentración de la atención y la conciencia popularizado en Occidente de la mano de Jon Kabat-Zinn y capaz de ayudarnos a reducir el estrés, incrementar nuestra tolerancia al dolor, mejorar la calidad del sueño; y que baraja cuestiones relacionadas con la autoaceptación y el conocimiento propio, así como con el control mental. Pero vayamos con las apps en cuestión.

Intimind

Bajo la premisa de entrenar nuestra mente para sentirnos mejor, Intimind es una app creada por psicólogos expertos en mindfulness. Una herramienta cuyo nombre apela a la intimidad y al control mental referido, al encontrarse bien con uno mismo. Promete conseguirlo en tan solo diez minutos diarios, desde cualquier lugar, y con el objetivo de que se convierta en un hábito. El método, según explican, nos ayudará a mejorar nuestras relaciones, a “vivir el presente con interés y sin juzgar”.

Viene con ejercicios concretos, que se adaptan a la perfección a nuestro estilo de vida actual. En total, cuenta con once meditaciones gratuitas; no obstante, si quieres seguir avanzando tiene también programas avanzados, ya de pago. Su web, además, ofrece otros recursos de gran utilidad, como vídeos explicativos para aquellos que acaban de iniciarse, artículos especializados y más.

MindBell

A pesar de su interfaz un tanto psicodélica, MindBell es otra app que merece la pena incluir en esta selección. Lo que hace es aplicar los principios del maestro Thich Nhat Hanh para desarrollar la atención. Una suerte de temporizador que nos permite deshabilitar determinadas funciones del teléfono para concentrarnos durante un periodo determinado. También cuenta con un sistema de alertas que nos recuerda que debemos hacerlo.

Al pulsar sobre la pantalla escucharemos un suave tono, cuyo ritmo y frecuencia es posible configurar. El control del volumen y las notificaciones son otros de los parámetros que podemos ajustar de forma manual. Todo de forma intuitiva y sin complicaciones.

The Mindfulness App

Desarrollada por MindApss y compatible con Android e iOS, The Mindfulness App intenta hacer llegar la meditación a cualquier persona. Algo que trata de conseguir de la mano de diferentes ejercicios, con opciones para todos los niveles y meditadores. Sin embargo, no se queda ahí, sino que nos brinda la oportunidad de introducirnos en esta técnica con sesiones guiadas de entre tres y treinta minutos, y similares.

De hecho, cuenta con su propia biblioteca de cursos y meditaciones adicionales, y con un sistema de recordatorios y estadísticas para que no olvidemos meditar todos los días; así como con notificaciones específicas y alarmas que cronometran la duración de la sesión. Tiene también su propio blog, repleto de artículos especializados sobre el mindfulness y otras doctrinas relacionadas, centrados en la salud del usuario.

Calm

Por su parte, Calm es una de las más completas apps de este tipo pues, más allá de los ejercicios concretos de meditación y recursos similares, brinda a los interesados información muy útil y recomendaciones para mejorar la calidad del sueño, descansar de forma apropiada y un largo etcétera que concuerda a la perfección con las bases de la disciplina.

Asimismo, dispone de una versión web, a través de la cual podemos acceder a sonidos y escenarios que nos ayudarán a relajarnos, a eliminar el estrés de nuestro cuerpo, etcétera. El trabajo de la respiración es otro de sus puntos fuertes; por no hablar de la comunidad de usuarios que se encuentra detrás, perfecta para compartir sensaciones, consejos y demás.

Headspace

Para acabar, la aproximación de Headspace al mindfulness resulta un tanto distinta, pues pone el foco de interés en su utilidad desde un punto de vista científico. Una herramienta con más de 5 millones de usuarios y que, como Intimind, promete mejorar nuestra vida con solo 10 minutos diarios de nuestro tiempo. Un planteamiento que aborda también la manera en la que percibimos la meditación, algo directamente relacionado con la cultura y la educación.

Una técnica que, en definitiva, describen como una especie de entrenamiento mental que podemos practicar en cualquier lugar y momento, y que desbloqueará nuestra mente, liberando el “espacio” de las relaciones tóxicas, las adicciones y otros. Si te gusta, puedes suscribirte por unos seis euros al mes. Su blog, interfaz y diseño web también merecen la pena, muy amenos y visuales.

Imagen | iStock: kieferpix

En Tecnología de tú a tú | 39 aplicaciones y servicios que te ayudarán a cumplir tus propósitos de año nuevo


Etiquetas: