Enhorabuena: has decidido que ha llegado el momento de hacer que tu hogar sea inteligente. El primer paso en la transformación domótica de tu piso o casa posiblemente pasa por la compra de un termostato inteligente como el ya icónico modelo de Nest, pero… ¿sabes ya cómo instalarlo?

Mucha gente se siente seducida por la idea de poder controlar la calefacción de forma más racional y ahorrar unos cuantos euros durante los meses más fríos del año, solo para echarse atrás ante la idea de tener que mancharse las manos, como si fuera una gran obra. Y no hay motivo alguno. Lo cierto es que montar un termostato inteligente Nest no tiene la menor complicación, y así te lo vamos a demostrar.

Escoge el lugar adecuado para el termostato Nesttermostato inteligente nest

En primer lugar, piensa dónde vas a fijarlo. El termostato inteligente Nest va a monitorizar continuamente la temperatura de la estancia donde se encuentre, por lo que es recomendable que no incida sobre él la luz solar. ¡Puede verse genial, pero no hace falta ponerlo delante de la ventana! Por el mismo motivo conviene evitar su instalación en habitaciones más frías o cálidas que el resto, así como en las proximidades de radiadores y aparatos de aire acondicionado.

Técnicamente podemos instalarlo en cualquier rincón de la casa. ¿Te pasas el día en una oficina doméstica? Ya sabes dónde te toca instalarlo. ¿Disfrutas de tus días en familia? Tal vez el salón sea el mejor sitio. El lugar donde ya teníamos instalado nuestro viejo termostato suele ser una buena opción, pero… ¿y si vives en uno de esos viejos pisos con el termostato original justo encima de un radiador? En ese caso la base Nest Stand (de venta por separado) te permitirá ponerlo donde quieras.

Conecta el Nest Heat Link a tu caldera

nest heat link

La versión europea del termostato inteligente Nest requiere la instalación de un controlador específico que recibe el nombre de Nest Heat Link. Este aparatito se conecta a la caldera y recibe las instrucciones de climatización directamente desde el termostato, actuando como un puente entre ambos.

Para instalar el Nest Heat Link tan solo has de montarlo a un mínimo de 30 centímetros de distancia del calentador y conectar unos pocos cables. La alimentación la recibe directamente desde el sistema eléctrico usando 230 voltios.

nest heat link diagrama
Conectar el termostato Nest a la antigua instalación no requiere de obra alguna, puesto que basta con conectar un par de cables. Cada domicilio puede tener un sistema de caldera distinto, no obstante, por lo que siempre resulta conveniente mirar bien las instrucciones para comprobar qué instalación tenemos y realizar los ajustes pertinentes. Nest, en cualquier caso, recomienda su instalación por parte de un profesional.

La comunicación entre el Nest Heat Link y el termostato Nest es totalmente inalámbrica. La distancia entre ambos dispositivos puede ser de hasta 30 metros, aunque este número puede variar en función de las paredes o pilares que pueda haber en medio, y esto es algo que deberías tener muy en cuenta si resides en una vivienda unifamiliar. Cabe señalar que el Nest Heat Link también permitirá controlar manualmente la caldera si por cualquier motivo fallara el termostato.

Monta el termostato Nest en la pared con solo dos tornillostermostato inteligente nest

No importa si tienes Pladur, ladrillo o madera: instalar el termostato inteligente Nest es coser y cantar. La fijación a la pared cuenta con un nivel de burbuja para colocarlo adecuadamente sin necesidad de utilizar herramientas y solo requiere de dos tornillos. Busca un hueco adecuado y simplemente atorníllalo a la pared.

La alimentación del termostato, que requiere 12 voltios, puede realizarse mediante un enchufe (utilizando el adaptador de corriente de Nest) o usando el cableado de tu viejo termostato, que puede ser una opción incluso más apetecible si no quieres tener más cables a la vista. ¿Porque quién quiere hacer rozas y llenarlo todo de polvo pudiendo evitarlo?

Para utilizar la anterior instalación basta con conectar los cables de tu anterior termostato a unos orificios en el Nest Heat Link (que proporcionará la alimentación necesaria al termostato) y fijarlos después en el termostato. Enhorabuena, tu calefacción ya está más cerca de ser inteligente. Solo te queda ejecutar la app oficial de Nest para iniciar la configuración.

O simplemente ponlo donde quierastermostato inteligente nest

Si no quieres hacer agujeros en la pared, tu viejo termostato está montado en el peor sitio posible o simplemente no tienes un controlador de temperatura antiguo que sustituir, también puedes instalar tu termostato Nest. La compañía ofrece una base (Nest Stand) para su instalación libre en cualquier rincón del hogar. Tan solo has de tener cerca un enchufe para proporcionarle alimentación.

Este accesorio se vende por separado y puede ser interesante si no queremos estropear la pared. Puesto que la comunicación entre el Nest Heat Link y el termostato Nest es inalámbrica, puedes colocarlo donde quieras y controlar así la temperatura de todas las estancias de la casa de forma individual, estés donde estés, sin polvo ni desconchones. Y es que, al fin y al cabo, la idea básica del hogar inteligente es hacer que sea más cómodo y eficiente.

 

 


Etiquetas: