Tras muchos dimes y diretes en torno al derecho a la intimidad, Google Street View comienza a ver la luz tras el túnel. Han sido eliminadas casi todas las posibles facciones faciales de personas pertenecientes a las fotos panorámicas de 360 grados de este servicio. Protagonistas inesperados, puesto que las fotos corrían a cargo del “famoso” coche de Google que ha paseado sus ruedas por las principales ciudades del mundo acompañado de ráfagas de fotos para cubrir los 360 grados de los sitios más populares.

Resulta curioso como en EEUU se alzaron muchísimas voces en contra de que saliesen sus rostros en estas fotos, mientras que en en Europa por ejemplo se han dado casos de hasta mujeres enseñando sus pechos al detectar el coche de Google. Aún así hay que reconocer que a pesar del lavado facial dado a las fotos, las personas siguen siendo reconocibles en bastantes casos, pues la difuminacion es insuficiente.

Esta tecnología, unida a Google Maps y Google Earth permitirá que las visitas virtuales de ciudades del mundo sean mucho más realistas. Sin duda es el primer paso hacia la integración en los principales programas de GPS, cosa rara que Google no se haya aventurado con un programa de GPS autónomo e independiente de una conexión a Internet teniendo esta tecnología en sus manos.

Bluesense ya hizo us pinitos con el modelado de texturas de edificios de forma realista para asemejarse lo más posible a lo que vemos, el navegador iGo ya integra edificios en 3D de las principales ciudades de los mapas que distribuye. El futuro es claro en este aspecto, más realismo, más ventas, mejor orientación.


Etiquetas: ,