Cuando Google lanzó Chrome en el último trimestre de 2009, quizá no esperaba tal éxito como el que ha cosechado. Superando incluso a Opera en nivel de usuarios, ahora busca ser un sistema operativo multiplataforma.

Para ello en primer lugar se expandirá sobre MAC y Linux y en un futuro se espera que incluso en los terminales móviles, donde la lucha es aún encarnizada por la hegemonía dubitativa de Ópera. Parece ser que su aparición más allá de Windows se debe al uso de unas librerías de sistema propietarias de Microsoft que permitieron sacar al mercado la versión final de Chrome antes de lo esperado. De ahí que no saliese a la par en todos los sistemas operativos dominantes de los ordenadores.

Ahora se han centrado en intentar que Chrome sea totalmente independiente del sistema operativo sobre el que se ejecute, emulando esas librerías e integrándolas en el navegador como si de Java se tratase. Google ha visto una oportunidad más de debilitar a Microsoft con este navegador, una vez que internet “es propiedad de Google” como aquél que dice, la batalla por los servicios de los sistemas operativos es su apuesta actual.

Puede que en un futuro no muy lejano sea Google la protagonista de las demandas antimonopolio que ha sufrido en incontables ocasiones el imperio de Bill Gates.


Etiquetas: ,