Hace tan solo unas semanas y tras su reciente presentación, te hablamos del termostato inteligente de Nest, un dispositivo enfocado al hogar que te permite ahorrar en calefacción sin perder confort. Sin embargo, el aparato que acaba de aterrizar en nuestro país no ha venido solo, sino que lo ha hecho acompañado de sus cámaras de vigilancia.

En concreto, se trata de las Nest Cam Indoor y Nest Cam Outdoor que, como sus propios nombren indican, están pensadas para ubicarse en el interior del domicilio o el exterior respectivamente. Unos dispositivos que te permitirán disfrutar de un completo servicio de seguridad desde tu propio móvil. Pero ¿cómo? Hoy analizamos algunas de las prestaciones que lo hacen posible.

Consideraciones iniciales

image_OutdoorCam_3Q_global_WallRaining_Q42016_lo-res
Antes de entrar en mayores detalles no podemos perder de vista la transformación que ha experimentado este sector durante los últimos años. Unos sistemas de vigilancia que tecnologías como las de Nest han logrado poner al alcance de cualquiera y que contrastan notablemente con los de antaño, circunscritos a un círculo de privilegiados.

La bajada de los precios ha resultado clave en este acercamiento, pues disfrutar de un servicio de vigilancia eficaz ha dejado de implicar el desembolso de grandes sumas de dinero. Algo que ha provocado que su instalación se haya popularizado más allá de las grandes corporaciones, en domicilios particulares que nada tienen que ver con aquellas típicas mansiones.

No obstante, aquí también cabe mencionar que, evidentemente y de la misma manera que ocurre en muchos ámbitos, no todas las opciones son igual de fiables. Tal es así, en el mercado encontramos otras cámaras a precio más reducido pero con funcionalidades escasas o que dejan que desear en aspectos –sí, paradójicamente- como la seguridad.

De hecho, seguro que has oído hablar de los fácil que resulta hackear algunas de ellas, y basta con navegar un rato por la red para encontrar tutoriales específicos para hacerlo a pesar de no ser sus propietarios. Todo esto con los consiguientes problemas de privacidad, robo de imágenes, posibles chantajes y otros inconvenientes asociados. Asimismo, no todas ellas pueden manejarse desde el móvil, una de las principales virtudes de las Nest. Pero vayamos con sus características.

Dentro de tu hogar

En primer lugar nos centraremos en la Nest Cam Indoor, una cámara de seguridad de interior diseñada para ayudarte a cuidar de tu hogar y de los tuyos, incluso cuando te encuentras fuera de casa. Lo logra dejándote acceder a sus imágenes, que recaba en alta definición -1920 x 1080 píxeles- y con un campo de visión de 130 grados, incluso desde tu teléfono móvil, y también desde otros dispositivos.

Es posible hacerlo durante las 24 horas del día; sin embargo y para que no tengas que estar constantemente pendiente, dispone de un sistema de alertas y notificaciones para la app móvil que también te ofrece la alternativa de revisar el historial para comprobar lo ocurrido, con instantáneas de las últimas tres horas. Si quieres hacerlo con más detalle, cuenta con un zoom de hasta ocho aumentos (que podrás aplicar sobre la captura).

image_OutdoorCam_iPhone_Q42016_lo-res

Especial atención merece el modo de visión nocturno, que permite disfrutar de sus ventajas incluso cuando las luces de la estancia en cuestión se encuentran apagadas. Lo que hace es iluminarla de forma uniforme con sus 8 LEDs infrarrojos integrados.

Su sistema de altavoz y micrófono, por otra parte, recoge el sonido de la casa, algo muy útil en caso de que se produzca algún problema con el agua, por ejemplo, más allá de los ladrones. También te permite hablar para asustar a los ladrones, a un volumen más que audible con las que, por cierto, también puedes tranquilizar a tus mascotas. Además todas las comunicaciones se encuentran cifradas con técnicas avanzadas.

Pero no todas sus ventajas se refieren a sus funcionalidades, sino que en el apartado del diseño no se queda atrás. Discreta, moderna, estilizada y pequeña, es perfecta para cualquier estancia, independientemente de su estilo. Además, su soporte magnético (que la mantiene en la misma posición para evitar anomalías en el vídeo) la hace todavía más versátil –pues permite cambiar el ángulo de visión-, y su acabado redondeado hacen que su manejo sea cómodo.

Enfocada a empresas o casas aisladas

Enfocada a empresas o casas aisladas, a naves y similares, encontramos la Nest Cam Outdoor, la primera cámara de exteriores de la firma, que también te permitirá controlar durante todo el día y toda la semana, lo que ocurre alrededor de tu negocio, fuera de tu local, y con independencia del tiempo que haga, llueva o nieve; y sin preocuparte de que se quede sin batería.

También te ofrece la opción de recibir alertas cuando detecte actividad, acceder al historial, hablar y escuchar, ver en la oscuridad –esta dispone de ocho LED infrarrojos que ayudan a observar toda la escena- y otras funcionalidades que comparte con su hermana más casera. Otra de sus virtudes es que no resulta complicada de instalar, sino que puedes hacerlo tu mismo conectando el cable y el adaptador a la toma de corriente. Viene con una montura magnética para enfocarla donde quieras.

Más allá de las posibilidades de ambas cámaras, puedes ampliarlas de la mano de Nest Aware que, por un importe de 10 euros al mes, te ofrece la opción de grabar de forma continua en la nube. Un servicio que puedes probar de forma gratuita durante el primer mes y que recaba hasta 30 días de vídeos, creando con ellos clips personalizados, vídeos en time lapse y secuencias aceleradas para agilizar la gestión.

Especificaciones de la cámara de interior Nest

image_NestCam_PF_global_tripod_Q42016_hi-res

Se trata de una cámara de vigilancia pensada para interiores con la que podrás visualizar en streaming imágenes de alta definición en tu móvil, tablet, y ordenador. Un dispositivo que incluso cuenta con visión nocturna y que integra sensores de movimiento. También incluye micrófono y altavoz. Respecto a su diseño, resulta discreto, moderno, y se adapta a la perfección en cualquier estancia, sin estridencias.

El paquete, además de la cámara en sí misma, viene con una base, un cable USB de 3 metros, adaptador de red, placa de montaje mural, tornillo Nest, una guía de inicio rápido, gubia de bienvenida y un cargador.

 

Especificaciones de la cámara de exterior Nest

image_OutdoorCam_3Q_global_HandTilt_Q42016_lo-res
La cámara de exterior Nest ha sido fabricada para resistir temperaturas extremas a la intemperie. Permite vista en 130 grados en alta definición tanto de día como de noche. El modo de visión nocturna permite ver el campo de manera uniforme. Además, resulta muy discreta gracias a su color blanco y a sus dimensiones de 7,2 x 7,2 x 8,9 centímetros, que le confieren un peso de 313 gramos.

 

En Tecnología de tú a tú | Nest: ahorra calefacción sin perder confort con este termostato que sabe cuándo llegarás a casa