A tener en cuenta

Para disfrutar del mejor sonido portable, es tan importante la elección del reproductor de audio como los auriculares, ya que ambos elementos se complementan de tal modo que el unos de uno de ellos es imposible sin contar con el otro elemento, y debido a la gran importancia de ambos, los analizaremos separadamente aunque en la gran mayoría de los productos lo vendan de forma conjunta. No hay que olvidar también, que a la hora de utilizar los auriculares suele primar la comodidad del usuario, y es por ello que los que dan un uso continuo a este tipo de dispositivos, suelen adquirir un segundo par.

Otro punto a tener en cuenta es la diversidad en cuanto a funciones de los reproductores, ya que la mayoría de los fabricantes no se han limitado a ofrecer audio y un programa de clasificación de temas musicales. Características como la visualización de imágenes y videos, agenda electrónica, calendarios diversos, etc… las dejaremos en un segundo plano, ya que con la proliferación de smartphones y teléfonos móviles con capacidad de reproducción de audio por hardware, las características multimedia se han cubierto ampliamente.

Tipos de reproductores

Si bien, los primeros reproductores de audio portátiles, entendiendo el término “portátil” no referido a las dimensiones sino a su portabilidad, datan de los años cuarenta, fue el Walkman de Sony el primer producto que liberó a los amantes de la música de llevar los voluminosos tocadiscos y radio casettes de la década de los ochenta. Hoy en día, y gracias al abaratamiento de las memorias tipo flash, se ha conseguido reducir el tamaño hasta límites insospechados, siendo el volumen ocupado por la batería el factor que determina su dimensión mínima.

Reproductores multimedia
En esta distinción se engloban los pequeños gadgets capaces de reproducir video e imágenes, además del audio. Muy útiles para guardar fotografías, clasificarlas y mostrarlas a amigos y familiares.
Manejan archivos de tipo archivos JPEG, GIF, MP3, WAV, AAC/M4A, AIFF con las limitaciones de memoria propias de los pequeños dispositivos. Suele contar con pantallas táctiles para hacer su navegación más intuitiva.

Micro reproductores

Sin pantalla alguna debido a su extrema miniaturización, son los más cómodos de portar, a costa de sacrificar imágenes. Los hay de diversos tipos, y la calidad de audio es excelente. Al carecer de pantalla, las canciones o temas se han de programar con un ordenador o se reproducirán de forma aleatoria.

iPod clásico

Es el estándar creado por Apple desde su aparición al mercado, y su forma, tamaño y diseño ha sido copiado hasta la saciedad, y hoy en día se fabrica su sexta generación. Cuenta con una pantalla de dos pulgadas y media y existen versiones de más de 100 gigas.

Almacenamiento

La capacidad de almacenamiento es la carácter´sitica más importante de un reproductor, y probablemente, la que incide directamente en el precio final.
Un minuto de música en formato MP3, en buena calidad, equivale aproximadamente a un megabyte, y mientras mayor sea la comprensión los ficheros ocuparán menos espacio, pero la calidad del sonido disminuirá.

Hemos de recordar, que la capacidad de utilizar tarjetas de memoria adicionales, alargará la vida de nuestro reproductor, pudiendo cambiar una discografía entera con sólo insertar una nueva tarjeta, que además son compatibles con gran cantidad de gadgets.

Conexiones

Existen varios tipos de conexión con el PC, pero el más utilizado es sin duda el USB. Con el puerto USB 2.0 se puede lograr una tasa de transmisión de hasta 54 Mbits por segundo, triplicando esa velocidad en caso del USB 3.0
Firewire es el otro gran estándar que lucha por tumbar con la hegemonía USB, y va ganando adepto debido a su alta tasa de transmisión.

Auriculares
Los audífonos o auriculares es la parte más humilde del reproductor, pero no necesariamente al menos importante. En la compra de reproductores de baja gama, no es tanta la diferencia a nivel del reproductor como en la calidad de sus auriculares, y es conveniente desechar los de serie y sustituirlos por otros de marcas contrastadas para apreciar mayor fidelidad en el sonido.

Existen dos formatos distintos, los abiertos y los cerrados.
Los primeros se han diseñado de tal manera que al colocarlos en la superficie de la oreja, se encuentran ligeramente separados del oído, lo que permite que el sonido escape y no rebote en la cavidad auditiva del oyente. En general ofrecen mayor calidad sonido, pero hay que utilizarlos en lugares silenciosos ya que el ruido exterior puede llegar a mezclarse con el que proviene de los auriculares.

Los cerrados, por el contrario, aíslan del ruido, favoreciendo así la concentración, y al mismo tiempo evitan que el sonido de los auriculares se filtre al exterior. Aunque la calidad de sonido que ofrecen es muy buena, sigue siendo inferior a la de un sistema abierto.

Tipos de auriculares

Profesionales
Se caracterizan por cubrir completamente la oreja. Suelen ser los más cómodos y los que ofrecen mejor calidad de sonido. Están pensados para ser utilizados en el hogar o en ambientes profesionales como laboratorios de idiomas y estudios musicales. Su único inconveniente es que el sonido puede resultar más tenue para algunos usuarios.

Cásicos
Del tamaño de un pabellón auditivo, se posan sobre la oreja en lugar de aprisionarla. Se trata posiblemente del modelo más popular durante el reinado del walkman, ya que son fáciles de transportar. Sin embargo, la calidad de sonido y sus prestaciones son menores comparados con los anteriores.

Micro auriculares
El tipo de auriculares más simple. Su reducido tamaño y facilidad de transporte han convertido a este modelo en uno de los más populares. Ideal para viajar, hacer deporte y escuchar música en cualquier reproductor de MP3. Es además el modelo más barato, tanto que muchos son desechables.

Internos
Se trata de la evolución del anterior modelo, y se inserta en el canal auditivo, aislando el ruido exterior y proporcionando una mayor calidad de sonido. La incomodidad y el peligro que supone el transitar en la vía pública sin estímulos auditivos, es su mayor inconveniente.


Etiquetas: ,