Lo primero es hacerse con el equipamiento básico que vamos a necesitar para realizar las tareas de montaje e instalación a lo largo del proceso. Bastará con unos alicates, cinta aislante, destornillador y una percha de alambre (de las antiguas).

La percha será fundamental para hacer de guía a la hora de pasar los cables por el interior de la tapicería de los asientos delanteros. Evidentemente habremos de hacernos con una o dos pantallas integradas en reposacabezas, el par ronda los 300€ si se adquieren con funcionalidad de DVD, divx, USB y tarjetas de memoria. Pero los márgenes de precio son muy variables y por poco más de 200 se pueden llegar a encontrar incluso con algunas funciones menos.

El tiempo que vamos a emplear en todo el proceso será de unas 2-3 horas aproximadamente, así que a armarse de un poco de paciencia para luego disfrutar de un acabado profesional digno del mejor taller. Hablaremos d eforma genérica a lo largo del proceso para que cada uno se adapte a las necesidades de su coche.

Lo primero es retirar los viejos reposacabezas y las barras que los sujetaban. Los reposacabezas que llevan DVD integrado llevan sus propias barras para sujetarlos y serán las que tengamos que colocar. Antes de eso, usaremos la percha para pasar los cables desde ese hueco de las barras del reposacabezas hasta la base del asiento por la parte trasera, por ahí sacaremos el par de cables de alimentación así como cualquier cable adicional que incorpore el DVD y sea necesario conducirlo. Usamos la cinta aislante para fijar el cable a la percha, que estará completamente desplegada y procedemos a insertarla hasta conseguir extraer los cables por la parte inferior trasera del asiento delantero en el que estemos haciendo la instalación.

Ahora se hace necesario proporcionar alimentación al DVD. Para ello se recurre a usar el cable de alimentación del mechero, que es la solución menos traumática porque suele estar en la mediación de los asientos delanteros. Aquí habrá que explorar visualmente para ver si el mechero necesita que se desatornillemos, que desencajemos o que movamos pestañas de anclaje para poder liberarlo y acceder a su cableado sin dañar los embellecedores del coche. En función del vehículo puede que haya que renunciar a la funcionalidad el mechero, al no poder bifurcar el cableado por problemas físicos de espacio, en favor de alimentar el DVD.

Una vez extraido el cableado del mechero, haremos uso de una regleta para hacer la conexión de alimentación entre el DVD y los cables rojo y negro. Mucho cuidado de mantener la coherencia de colores (rojo con rojo y negro con negro en la regleta) y no cruzar los cables sino queremos tener un buen cortocircuito en el sistema eléctrico del coche. La regleta s epuede adquirir en cualquier ferretería o tienda especializada de electrónica y tiene un coste muy reducido.

Ahora colocamos los reposacabezas y ya podemos darles entretenimiento a los pasajeros que usen los asientos traseros, además en invierno el calor que generan estos reposacabezas, por el calentamiento propio del lector de DVD integrado junto al acolchado, se agradece mucho. Aunque en verano desearemos volver a los reposacabezas originales desde luego. El acabado es perfecto, con apenas cables al aire para evitar que los más pequeños puedan trastear con la instalación eléctrica mínima que s eha realizado.


Etiquetas: , ,