Antes de nada, necesitas descargar la aplicación. Por lo que tendrás que dirigirte a la página web del autor: http://handbrake.fr Una vez en la página, selecciona descargar (download it now), y ahora tienes que elegir que descarga seleccionar en función del sistema operativo. Otra de las maravillas que acompaña a este programa, es que no importa que plataforma utilices, hay un handbrake para todo el mundo: Microsoft, Mac, Linux… La descarga es rápida (entre 3 y 5 MB dependiendo de nuestro sistema operativo) Lo instalamos en nuestro sistema, lo cuál no presenta ninguna dificultad, y entonces estaremos listos para iniciar el proceso. (Nota: en este paso a paso, he utilizado la versión para Mac OS, el proceso no cambia significativamente de uno a otro, pero la interfaz y las fotografías mostradas serán un poco diferentes)

Una vez instalado el programa, procedemos a abrirlo. Automáticamente se abrirá una ventana que nos indicará seleccionar fuente. Introducimos el DVD en nuestra computadora, y cuando aparezca en esta ventana inicial seleccionamos el DVD y presionamos “open”. A continuación, durante unos segundos el programa leerá las distintas pistas y capítulos, para devolvernos toda la información acerca del DVD. Entre las pistas que nos ofrece, solo tenemos que seleccionar aquella que coincida con la largura de la película (habitualmente la primera). Esto es debido al hecho de que la información adicional que contenga el DVD, como pueden ser extras, comentarios u otros menús adicionales, y que el programa detectará, dándonos la oportunidad de pasarlos al iPod se lo deseamos.

 

La nueva versión de Handbrake nos brinda la oportunidad de gestionar la transformación desde DVD a múltiples formatos, ya sea relacionados con el mundo iPod (IPhone/iTouch, “low Res iPod” perfecto para nuestro reproductor, “High Res Ipod” ideal si queremos conectar el ipod a la TV y ver la película en ella), u otros como PSP, PS3, XBox… y el proceso sigue siendo tan sencillo como seleccionar cuál de estas opciones deseamos. Una vez que hemos seleccionado una de las opciones, en nuestro caso High Res iPod, el programa presenta una configuración estándar ideal para realizar el proceso, por eso, salvo que deseemos cambiar la resolución (disminuyéndola para que el archivo pese menos y el proceso sea un poco más rápido), sino no deberíamos tocar nada relacionado con video.

 

Otro paso importante, y que todos queremos analizar, es seleccionar el idioma que queremos. Normalmente los DVDs nos permiten elegir entre varios idiomas. Por lo que, para seleccionar el idioma lo único que tendremos que hacer es acudir a la ventana “Audio & Subtitles”. Seleccionar hasta dos idiomas si así lo deseamos, incluir una pista de subtítulos si nos apetece, y voilá, ya habremos terminado con la configuración de la película.

 

Por último, seleccionamos “Start”, y el proceso comenzará. Dependiendo de la configuración de nuestro ordenador, este proceso podrá ser más o menos rápido, pero en el ejemplo, la transformación no llegó a las 2 horas. Una vez el programa haya terminado, se habrá generado un archivo de película compatible con el iPod. Por lo tanto, lo único que tendremos que hacer es abrir iTunes, copiar este archivo (mv4) a la Biblioteca de iTunes, sincronizar posteriormente nuestro iPod, y… A disfrutar de nuestro DVD en el iPod. El lugar te toca elegirlo a ti.


Etiquetas: , , , , ,