Con el lanzamiento de la tienda de aplicaciones de Apple, la Mac App Store, la compañía de Cupertino ha ido lanzando sus dos últimas versiones de sistema operativo para escritorio en formato digital. Y a partir de la actual versión 10.8 Mountain Lion, única y exclusivamente a través de internet. Es más, los ordenadores ya no incluyen tampoco ni el DVD ni el pendrive con la imagen de recuperación o restauración.

Pero que no lo suministre Apple no significa que no podamos crear nosotros una memoria USB desde la que instalar Mac OS X. En Tecnología de Tú a Tú te mostraremos todos los pasos necesarios para conseguir instalar Mac OS X desde un pendrive.

¿Por qué necesitaría poder instalar Mac OS X desde un pendrive?

Los equipos de Apple actuales no incluyen ningún disco o memoria USB desde la que poder recuperar el sistema en caso de error o simplemente porque queramos volver a un estado original. Para llevar a cabo estas acciones tenemos varias opciones que son las oficiales de Apple.

  • La primera es desde la partición de recuperación. A partir de OS X Lion, al instalar el sistema se crea una segunda partición oculta para el usuario desde la que podemos recuperar el sistema, bien haciendo uso de una copia de Time Machine o reinstalando el sistema. Esta partición ocupa apenas unos 650MB y a su vez contiene otras herramientas como la Utilidad de discos o el Terminal.

 

  • La segunda opción es utilizando la opción de recuperación desde internet. Sólo disponible para los equipos más recientes, como el MacBook Pro Retina. Si por ejemplo nuestro disco duro se estropea y lo cambiamos por otro, al mantener pulsada la combinación de teclas Comando + R, tras iniciar el equipo arrancará la recuperación a través de internet. Mediante este procedimiento lo primero que hará nuestro equipo será, previa conexión a internet vía wifi o ethernet, comprobar que nuestro ordenador cumple los requisitos. A partir de ahí cargará una primera parte del software para comenzar la descarga del sistema. Finalizada la descarga desde la App Store, imprescindible haber comprado bien OS X Lion o Mountain Lion, comenzará el proceso normal de instalación.

 

  • Y por último, antes de cualquier error o fallo, podremos descargar la aplicación OS X Recovery Disk Assistant. Con esta utilidad podremos crear en un pendrive la misma partición de recuperación que OS X crea en nuestro disco duro.

Entonces, teniendo estas opciones ¿por qué es útil tener un pendrive desde el que poder instalar OS X? Pues muy sencillo, porque en todos estos procesos debemos contar con conexión a internet. Ninguno de los métodos nos ofrece la versión completa, por tanto tendrá que descargar desde la Mac App Store el resto del sistema. Si tenemos siempre conexión a internet no hay problema pero y ¿si no es así o es excesivamente lenta?

Requisitos para crear un pendrive para instalar OS X

Crear un pendrive desde el que instalar OS X es útil si no disponemos de conexión a internet, es una conexión lenta o queremos actualizar varios equipos sin tener que repetir la descarga en cada uno de ellos. Para hacerlo hay dos opciones, mediante una herramienta que podemos descargar de internet o directamente con las herramientas que incluye el sistema. Pero antes, preparemos todo lo necesario.

Lo primero que debemos tener es el sistema que queramos pasar a la memoria USB descargado, ya se trate de OS X Lion o Mountain Lion. Si ya lo tenemos instalado, al ir a la Mac App Store veréis como os aparece el cartel de Instalado sin dar opción a una nueva desarga. No os preocupéis, se puede volver a descargar. Para ello, mantenemos pulsada la tecla ALT y hacemos clic sobre el botón que pone Instalada. El sistema comenzará la descarga.

El segundo paso es contar con una memoria USB. Podemos usar una tarjeta SD, un disco duro externo USB, Firewire o sin duda la mejor opción, un pendrive. En el mercado hay muchos modelos, el único requisito es que debe tener una capacidad mínima de 8GB. Si no tenéis os recomendamos una gran selección de pendrives de 8GB.

Lion DiskMaker

Con el sistema descargado y el pendrive listo ha llegado el momento de convertir el pendrive en una unidad desde la que poder instalar OS X. Como dijimos hay dos opciones. La primera es Lion DiskMaker, una utilidad gratuita que nos permite crear un instalador USB para Lion y Mountain Lion.

El proceso es sencillo, ejecutamos la aplicación y nos aparecerá una pantalla en la que debemos decidir que tipo de instalador vamos a crear: para OS X Lion o para OS X Mountain Lion. Una vez seleccionado el sistema operativo intentará localizar el instalador descargado desde la Mac App Store. Si no lo encuentra nos preguntará por su ubicación y nosotros tendremos que indicarla. El instalador de OS X se descarga y almacena dentro de la carpeta de Aplicaciones.

A continuación nos aparecerá otra venta que nos da opciones a grabar un DVD con el sistema o crear un disco de arranque. Seleccionamos crear disco de arranque. Acto seguido hacemos clic sobre la opción de memoria USB de 8GB y si tenemos más de un USB conectado seleccionamos el que vayamos a usar. Aceptamos y listo, la aplicación borrará todo el contenido, dará formato y creará el instalador.

Usando la Utilidad de discos de OS X

El segundo método es haciendo uso de las herramientas del sistema. Lo primero es extraer la imagen InstallESD.dmg del instalador del sistema que hemos descargado. Para ello vamos a la carpeta aplicaciones, sobre el instalador hacemos clic con el botón derecho y seleccionamos Mostrar contenido del paquete. Vamos a la carpeta Content/SharedSupport y desde ahí arrastramos el archivo InstallESD.dmg al escritorio.

Ahora abrimos Utilidad de discos, se ubica dentro de la carpeta Utilidades en Aplicaciones, y conectamos el pendrive. Vamos preparar la unidad. Para ello la seleccionamos y hacemos clic sobre la pestaña Particiones. Creamos una partición y en opciones establecemos el uso de Tabla de particiones GUID, imprescindible para que la unidad pueda iniciar en un Mac cómo disco de arranque.

Una vez terminado el proceso nos vamos a la pestaña Restaurar. Hacemos doble clic en el archivo InstallESD.dmg que soltamos en el escritorio. Se nos montará una imagen que veremos en la ventana izquierda de la Utilidad de discos y tendrá el siguiente nombre: Mac OS X Install ESD. En la pestaña Restaurar veremos dos opciones, por un lado Origen, ahí debemos arrastrar y soltar la imagen montada; y por otro Destino donde colocaremos la partición creada en el pendrive. Ahora hacemos clic en el botón Restaurar, situado en la esquina inferior derecha, y el proceso comenzará.

En pocos minutos tendremos nuestro pendrive completamente funcional y preparado para poder instalar OS X desde él en caso de emergencia, resolver errores, actualizar el sistema en uno o varios ordenadores o simplemente no tener que aguantar el tiempo de espera a que la descarga se realice.

 

En Tecnología de Tú a Tú | ¿Has perdido alguna vez un archivo en tu Mac? Te enseñamos qué es y cómo funciona Time Machine | Cómo es MAC OS X Mavericks, el nuevo sistema de Apple y cómo instalarlo


Etiquetas: