camaraLlegamos de las vacaciones y tras dejar las maletas y colocar todo en su sitio, nos acordamos de las fotos y vídeos que hemos hecho esos días. Un montón de imágenes que irán a parar al ordenador y las redes sociales pero ¿qué ocurre con los vídeos?

A veces los guardamos, sin más. Otras veces nos gusta editarlos para enseñar cómo han ido las vacaciones a nuestros amigos. Editar vídeo es fácil y con un poco de maña conseguiremos unos resultados bastante buenos. ¿No sabemos cómo empezar? En Tecnología de tú a tú os enseñamos cómo.

Entendiendo el montaje de vídeo

premiere

La esencia del montaje de vídeo se resumen, muy brevemente, en unir fragmentos para darle una narración y un sentido a ese orden. Ponemos un cachito detrás de otro para contar lo que hemos hecho.

Cuando se empezaron a hacer los primeros montajes de vídeo el proceso era tal que así, en analógico claro. Los negativos se iban cortando y pegando para crear la cinta final. Se seleccionaban las escenas, el orden y dónde empezaba y terminaba cada una de ellas.

Ahora, en la era digital, estas bases no han cambiado apenas. Lo único que es diferente es el hecho de que ahora lo hacemos todo en el ordenador, con las ventajas que ello implica: podes cambiar el orden cuando queramos, añadiendo efectos.

De hecho, utilizar lo más básico de una aplicación de edición de vídeo es realmente sencillo. Tenemos nuestra librería de archivos de vídeo que vamos añadiendo a una línea de tiempo. Cortamos lo que no nos gusta y movemos, todo de forma muy intuitiva y sencilla.

Cómo montar vídeo

final-cut-q

Aunque cada aplicación cuenta con un proceso diferente. Lo cierto es que a la hora de montar vídeo hay una serie de elementos que no cambian.

  • Vamos con lo principal: conectamos nuestra cámara de vídeo por USB o cogemos un lector de tarjetas.
  • Hecho esto, copiamos todos nuestros vídeos en una carpeta nueva dentro de nuestro ordenador.
  • Recordad que los archivos están ordenados cronológicamente. Esto nos ayudará a identificar qué tiene cada uno de cara al montaje después.
  • Una vez lo tenemos todo organizado, es hora de abrir nuestra aplicación de vídeo.
  • Como hemos dicho, cada aplicación es un mundo pero la mayoría comparten la misma configuración del espacio de trabajo.
  • En un lado tenemos los archivos, en otro la pantalla para la visualización y finalmente la línea de tiempo, donde iremos colocando nuestros vídeos.
  • Una vez hemos localizado todo, tenemos que importar los archivos de vídeo.
  • Cada aplicación lo hace a su manera pero dentro de la opción ‘Archivo’ encontraremos una opción llamada importar vídeo.
  • Hacemos click en ella y seleccionamos los ficheros que vamos a usar.
  • Hecho esto, nos aparecerán en un lado de la pantalla.
  • Posteriormente, sólo tenemos que arrastrarlos a la línea del tiempo e ir dándoles forma: estirar, acortar, cambiar de posición… Podemos ir viendo los cambios en tiempo real en la pantalla de previsualización.
  • Una vez hemos dado con la combinación que nos gusta, simplemente tenemos que ir a ‘Archivo’ de nuevo y darle a la opción de ‘Exportar’.
  • Seleccionamos el formato, la calidad y a esperar unos minutos para que se genere el archivo final.
  • El montaje más básico es muy sencillo. Sin embargo, podemos darle más creatividad añadiendo música (se importa igual que el vídeo) o con efectos visuales, cada aplicación tiene los propios suyos.
  • Las nociones son estas, si tenéis dudas os esperamos en los comentarios.

¿Qué aplicación uso?

finalcut

Resulta difícil quedarse con una sola herramienta ya que depende mucho del uso que vayamos a darle y de nuestros conocimientos. Hay algunas muy sencillas, como por ejemplo Windows Movie Maker. No conseguiremos los mejores resultados pero es realmente sencilla de utilizar.

Si tenemos Mac, iMovie también es una herramienta excelente para iniciarse en este mundillo de la edición de vídeo. Ambas son las más básicas y son las más recomendables si nos gusta algo fácil, que no nos lleve mucho tiempo y nos dé buenos resultados.

Para usuarios algo más avanzados, Adobe Premiere y Final Cut X son muy recomendables. Potentes, con muchas opciones y mesas de trabajo muy intuitivas. Sin duda la favorita de muchos aficionados que buscan resultados profesionales.

Por último, si somos usuarios avanzados y queremos lo mejor de lo mejor, AVID es la opción más utilizada por la industria y profesionales. ¿Para postproducir vídeo? After Effect sin duda, pero eso ya es harina de otro costal y algún día os hablaremos de ello.

 

Puedes encontrar más información sobre cámaras de vídeo en la tienda online de El Corte Inglés.

En Tecnología de tú a tú | Primeros pasos con la fotografía
En Tecnología de tú a tú | Cómo editar vídeo en tu móvil Android: estas son las aplicaciones que necesitas