Actualización Windows 10

 

El 29 de julio de 2015, Microsoft lanzó al mercado el que es su sistema operativo más avanzado y completo hasta la fecha. Windows 10 vino como una promesa de unificación de dispositivos bajo un único sistema, de interfaz más plana y simple, y el que, aseguraban, habían diseñado escuchando las opiniones de todos los usuarios. Así, supuso un lavado de cara a los menús de configuración, con un nuevo navegador llamado Edge, con un asistente de voz incorporado, y recuperando el botón de inicio que había perdido en Windows 8.

Pero no fue nada de eso lo más llamativo de este nuevo SO. Lo fue el anuncio por parte de Microsoft de que, por primera vez en la historia y para que todo el mundo tuviese acceso a él, la actualización a Windows 10 desde Windows 7 u 8 sería a ser gratuita durante un año. Y no sólo era gratuita, sino que se incentivaba a la actualización con recurrentes mensajes (lo cual no fue del agrado de todos). Pero, como fuera, su actualización no era obligatoria.

Una actualización facilitada durante mucho

En los primeros días se anunció que sólo podrían actualizar gratuitamente durante el primer año los usuarios con licencias originales de Windows 7 u 8.1, pero rápidamente se supo que había otra forma de conseguir una copia original y activada sin haber comprado nunca una licencia: inscribirse en el programa Windows Insider, es decir, ser un probador de las actualizaciones de Windows 10 en desarrollo. De este modo, podías tener la versión más avanzada de Windows a cambio de enviar informes de funcionamiento a la empresa.

Y llegó el día en que se cumplía el año de actualización gratuita prometida por Microsoft, y los usuarios comprobaron que podían seguir actualizando gratis. Al menos duró otros 12 meses más ese periodo de gracia, sin una confirmación oficial. Simplemente les interesaba que el mayor número de personas actualizase al nuevo sistema.

Aunque oficialmente se agotó la posibilidad de hacerlo gratuitamente, poco después se extendió la noticia de que aún había un modo de hacerlo sin pasar por caja: activar algún tipo de tecnología de asistencia, como las ayudas visuales, alto contraste, lectura… Y solicitar la actualización, ya que se entendía que las notorias mejorías en Windows 10 eran necesarias para este tipo de personas. Sin embargo, esta posibilidad, que ha estado activa durante todo 2017, finalmente caducó el pasado 31 de diciembre, terminando así con el último método de actualización gratuita dos años y medios después de su lanzamiento.

Actualización Windows 10

 

 

¿Y ahora qué?

Si eres de aquellos que ignoraron los mensajes de Windows recomendando la actualización gratuita al nuevo sistema operativo, y si tampoco quisiste actualizar durante el siguiente año y medio por algún motivo, deberás pagar entonces por la actualización. O bien comprando una licencia a través de su plataforma web, o bien comprando un nuevo equipo que incluya ya la última versión instalada, como se tuvo que hacer con anteriores versiones del sistema.

Sin embargo, una ventaja de actualizar ahora y no cuando salió, es que podemos contar con la seguridad de que el SO es estable y está maduro, de manera que no encontraremos los habituales bugs o fallos de seguridad que aparecen en el software recién lanzado. Windows 10 ya ha tenido tres actualizaciones de seguridad y funciones importante, con lo que podemos contar con la seguridad de que tendremos un equipo robusto a partir de ahora.

Versiones de Windows 10

¿Qué versiones existen de Windows 10?

Si bien en hace años podíamos encontrar hasta 6 versiones de un mismo Windows, actualmente existen sólo 3 versiones de Windows 10:

  • Windows 10 Home: la versión básica pero no por ello poco completa. Cuenta con todo lo necesario para cualquier hogar o equipo para juegos, estudiante, autónomos… Es la versión ideal para la mayoría de usuarios. Actualmente cuesta 145€.
  • Windows 10 Pro: una variación de la anterior adaptada a empresas, que añade algunas funciones extra, especialmente aquéllas que tienen que ver con la seguridad multiusuario, la colaboración entre equipos, acceso remoto y tienda de Microsoft para la empresa. Cuesta 259€.
  • Windows 10 S: una versión lanzada el año pasado que está orientada al sector educativo, con intención de ofrecer un entorno seguro en el que sólo se puedan instalar aplicaciones de la Microsoft Store, los profesores puedas controlar el acceso y la navegación, y que asegure un funcionamiento fluido en equipos modestos. También se ha incluido en modelos como la Surface Laptop y se podrá acceder a esta versión a partir de Windows 10 Pro.

Cómo actualizar paso a paso Windows 10

Para comprar una licencia de Windows 10, sólo hay que acceder a la web de Microsoft y añadir a nuestro carro la versión que queremos obtener. Entonces nos enlazará a un link para descargar el programa .exe instalador. En él incluirá también nuestro número de serie del producto que hemos adquirido, y que lo garantiza como original para que pueda estar siempre actualizado.

También podemos descargar el instalador manualmente de esta página, para posteriormente añadir el serial que se nos ha brindado desde Microsoft.

 

Ejecutando el programa que nos descarga, vemos la siguiente ventana:

 

Tras unos pocos minutos en los que el mismo programa recopilará la información necesaria para actualizar, nos dará las siguientes opciones:

La primera ejecutará toda la actualización sobre el equipo en el que nos encontramos inmediatamente, mientras que la segunda buscará un DVD o un USB que tengamos enchufado para escribir en ellos la imagen ISO necesaria para actualizar cualquier equipo más tarde.

Tras elegir una de las opciones, comenzará la descarga de toda la imagen de Windows. Esta imagen ocupa más de 4 GB, por lo que la descarga puede tardar bastante dependiendo de nuestra velocidad de conexión a internet.

 

Cuando termine de descargar, aparecerá la pantalla que nos preguntará si efectivamente queremos iniciar la instalación. Si pulsamos Instalar, la computadora se reiniciará varias veces y, al cabo de unos cuantos minutos, contaremos con Windows 10 en nuestro equipo.

 

Finalmente, para comprobar que contamos con una versión original de Windows, podemos ir al menú Configuración > Actualización y  Seguridad > Activación, donde veremos que efectivamente contamos con una versión activada de Windows 10 Home o Pro como queríamos.

 

En Tecnología de tú a tú|Las novedades de Windows 10 Fall Creators Update: ¿me sirve aunque no sea un creativo?


Etiquetas: ,