Vídeos para niños

La tecnología es una herramienta indispensable hoy en día en todas nuestras facetas. Ya sea para comunicarse, aprender e incluso “desconectar” en nuestros ratos de ocio, equipos y aplicaciones forman parte de nosotros. Un mundo tecnológico que para algunos es el gran desconocido, pero que para los más pequeños es algo natural. No obstante, y aunque sus beneficios sean muy interesantes para la formación y educación de estos, necesitan la supervisión por parte de sus padres o personas responsables, ya que está exenta de peligros. Redes sociales, contenido web inapropiado, chats u horas excesivas utilizándolos, pueden ser perjudícales para nuestros hijos.

Si ya tratamos con anterioridad como controlar lo que nuestros hijos hacían con nuestros equipos Android, los iPhone y iPad de Apple cuentan con un sistema similar llamado “Control Parental“, para que los adultos limiten y/o controlen que hacen los más pequeños con ellos. Mostraremos cómo activar dicho control parental y haremos un repaso a todas las opciones que éste nos permite hacer para que no os llevéis ninguna desagradable sorpresa.

Cómo activar el control parental para iPhone y iPad

  • Lo primero que tenemos que hacer es saber dónde se encuentra esta opción y cómo activarla. Para ello, en el equipo que queramos activarlo, iremos a Ajustes > General > Restricciones.
  • Si es la primera vez que entramos en dicha sección, se nos pedirá que creemos un código de acceso que necesitaremos en el futuro para anular o cambiar dichas restricciones. (Es importante no olvidar este código o tendríamos que borrar el dispositivo por completo para eliminar el código).

Una vez activada las restricciones del control parental, podremos personalizar al máximo qué es lo que puede usar nuestro hijo y lo que no. Impidiendo el uso de aplicaciones en concreto y sus funciones, de contenido explícito o catalogado para mayores de edad, etc… Como son varios los cambios y queremos que quede claro qué son y a qué afecta cada uno de ellos, vamos a analizar uno a uno en detalle.

Cómo permitir o evitar el uso de ciertas aplicaciones nativas o sus funciones

Tal y como su nombre indica, podremos seleccionar qué aplicaciones del sistema puede o no, usar nuestro hijo. Aplicaciones como Safari, Mensajes, la cámara del dispositivo, FaceTime, etc… pueden ser bloqueadas para que estos no puedan usarlas en sus equipos, sin que nosotros eliminemos la restricción. Algo muy útil si van a llevar el teléfono a clase y queremos que no hagan un mal uso.

Además podemos restringir las funciones de otras como la App Store, iTunes , iBooks, para que no instalen, borren o descarguen contenido sin nuestra supervisión. Estas funciones son muy útiles si el equipo es compartido por varios miembros de la familia y no queremos que se borren o instalen aplicaciones accidentalmente, además de bloquear la compra de contenido dentro de aplicaciones como vidas extra en algún juego a cambio de dinero real.

 Cómo evitar contenido para adultos o restringido

Una de las mayores preocupaciones de los padres es sobre el contenido que sus hijos pueden ver en internet. Cientos de miles de páginas con contenido para adultos por su violencia, lenguaje e imágenes que no queremos que vean y que nos gustaría bloquear, puede hacerse también desde el control parental.

Podemos seleccionar el país de clasificación por edades (cada país tiene un tipo de restricciones diferente), y después podremos seleccionar la limitación por edad de películas, videos, libros, música o aplicaciones que quieran descargarse, y el más importante, el contenido que puedan ver al navegar por internet con Safari que se divide en tres tipos:

  1. Permitir todos los sitios web.
  2. Limitar contenido para adultos.
  3. Permitir el acceso solo a determinados sitios.

Como la primera de las opciones no es segura para nada, y la segunda depende de que las diferentes web y su contenido hayan sido catalogados, os recomendamos la tercera de las opciones, donde podremos elegir de un listado de webs seguras, o añadir nosotros la que queramos.

Controla los ajustes de privacidad

Es muy posible que estes leyendo todo esto ahora que tu hijo maneja el iPhone o el iPad mejor que tú y tenga cientos de aplicaciones instaladas que no hemos supervisado, y que pueden tener acceso a cierta información o a funciones de nuestros equipos que no queremos. Por ejemplo permitir o restringir que una red social tenga acceso a la cámara de nuestro iPhone o iPad, o que no deje de compartir nunca su ubicación. Como las opciones son muchas pero muy importantes os dejamos el listado completo:

  • Calendario: impide que las apps accedan al calendario.
  • Compartir Bluetooth: impide que los dispositivos y las apps compartan datos por Bluetooth.
  • Contactos: impide que las apps accedan a los contactos.
  • Fotos: impide que las apps accedan a las fotos.
  • Localización: bloquea los ajustes que regulan el uso de la ubicación por parte de apps y sitios web.
  • Micrófono: impide que las apps accedan al micrófono.
  • Multimedia y Apple Music: impide que las apps accedan a las fotos, los vídeos o la biblioteca de música.
  • Publicidad: impide que se realicen cambios en los ajustes de publicidad.
  • Reconocimiento de voz: impide que las apps accedan a Reconocimiento de voz o Dictado.

Cómo cambiar los ajustes del sistema

El último de los ajustes del control parental que tenemos en iPhone y iPad gracias a las restricciones está relacionado con permitir o no el cambio en los diferentes ajustes del sistema. Unos cambios menos importantes, pero que evitarán que nuestros hijos intenten cambiar el usuario y la contraseña, la limitación de volumen de audio, el uso de datos móviles, etc…

Cinco secciones muy sencillas y completas, a las que deberíamos dedicar algo de tiempo para evitar exponer a nuestros hijos a contenido inadecuado para sus edades. En un mundo donde éstos dejan de ser niños demasiado pronto y en el que toda precaución es poca.

En Tecnología de tú a tú|¿YouTube es para niños? Esto es lo que opinan padres y expertos

 


Etiquetas: ,