Todos estamos familiarizados con las diferentes formas de ajustar el volumen en nuestro mac, ya sea usando la barra de sonido que existen en nuestro menú (parte superior derecha), o las teclas de sonido existentes en el teclado que nos permiten subirlo, bajarlo o poner el mute.
Hoy vamos a presentar un par de truquitos muy sencillos que nos permitirán sacarle más provecho a nuestros Mac.
Si cambias el volumen directamente desde las teclas del teclado, observarás que el volumen es cambiado en una serie de bloques, exactamente uno cada vez. Pero si lo que quieres es afinar mucho más al fijar el tipo de volumen que quieres, es tan sencillo como mantener presionado los botones Shift y option, y mientras mantenemos presionado, presionar los botones que controlan el volumen. Al hacerlo podrás comprobar como la barra de volumen da un ajuste de sonido mucho más preciso, inferior a un bloque.
Además, si estamos dando una presentación y queremos ajustar el volumen sin escuchar el sonido de cada bloque al cambiar, podemos hacerlo de dos maneras: la primera es ir al menú general de control de sonido que se encuentra en preferencias del sistema y deshabilitar la función de “Emitir sonido al cambiar el volumen”, o bien presionar Shift a la vez que modificamos el sonido, con lo que evitaremos que este sonido se escuche sin modificarlo en el menú de preferencias del sistema.


Etiquetas: , ,