Silent Hill Homecoming es la sexta entrega de la exitosa saga de survival horror y llegó a nuestro mercado en la pasada temporada navideña.

Siguiendo los pasos de anteriores títulos, no defrauda en cuanto a trama, con renovados y más sofisticados puzles a completar. Ha sido criticado en cuanto a gráficos y aunque bien es cierto que el motor gráfico no es la octava maravilla, y las texturas de ciertos personajes no están del todo adaptadas a la nueva generación de consolas, cumple aceptablemente para el jugador fan de esta saga, ya que lo más importante ha sido conseguido con nota: la atmósfera es envolvente e inquietante.

Para los que tenemos menos paciencia en explorar absolutamente todos los rincones de la ciudad, aquí van unos cuantos desbloqueables, y unas indicaciones para poder ver cada uno de las cinco posibles secuencias finales del juego.

Para desbloquear nuevo armamento, ropa y equipo, hay que terminar el juego completamente, eligiendo un determinado final. Una vez que empieces la partida, los elementos desbloqueados aparecerán en los lugares que se indican.

Sierra circular de Curtis:

Se encuentra en el garaje del grupo de pastores.

Pistola láser:

Se encuentra en lo alto de un armario, en la habitación de Joshua.

Equipo de soldado:

Termina el juego eligiendo el “muerte”.

Ropa de camionero:

Termina el juego eligiendo el final “Bueno”.

Ropa de teniente:

Termina el juego eligiendo el “Ovni”.

Ropa de enfermero:

Termina el juego eligiendo el “Hospital”.

Casco de la pirámide del coco:

Termina el juego eligiendo el “Coco”.

Cinemática Extra:

Busca y colecciona todas las fotos que encuentres y aparecerá una cinemática extra a continuación los créditos finales.

Posibles finales:

Final “muerte”:
Mata al padre de Alex, y a continuación mata a la madre.

Final “Bueno”:
Salva al padre de Alex, mata a la madre por misericordia.

Final “Hospital”:
Salva al padre, y perdona la vida a la madre.

Final “Ovni”:
Mata al padre, mata a la madre, y ayuda al policía.

Final “Coco”:
No salves al padre, no mates a la madre, y no ayudes al policía.


Etiquetas: