Hace un año que Microsoft comenzó a liberar el esperado Windows 10, ofreciendo actualizaciones gratuitas para algunas versiones de sus sistemas anteriores. El próximo 29 de julio es el último día para realizar esta actualización de forma gratuita, por eso vamos a hacer un repaso de Windows 10, centrándonos en mostrarte cómo actualizar tu equipo y qué novedades encontrarás.

Windows 10 ha acaparado muy buenas críticas, tantas que muchos usuarios esperan que sea una versión como mínimo tan solvente como ha demostrado ser Windows 7. Podrán actualizar de forma gratuita los usuarios de Windows 7 y Windows 8, en cualquiera de sus versiones, excepto las versiones Enterprise que utilizan las empresas acogidas al programa de Licencias por Volumen.

Quedan fuera de esta actualización gratuita los ordenadores que tengan Windows XP o Vista o las versiones de Microsoft Surface con Windows RT. En estos casos, sus usuarios tendrán que adquirir una licencia de Windows 10 si desean actualizar al nuevo sistema operativo, siempre que cumplan con los requisitos necesarios del nuevo sistema.

Cómo se actualiza a Windows 10 desde otras versiones de Windows

Si lo que deseamos es actualizar desde Windows 7 o Windows 8.1 de forma gratuita, el primer paso es reservar una copia de Windows 10, a través de un botón que ha ido apareciendo en el área de notificaciones de la barra de tareas. Si ya lo hicimos, sólo tenemos que esperar y tener paciencia. Microsoft irá liberando la descarga de Windows 10 de forma progresiva y nos notificará cuando esté descargado en nuestro equipo.

reserva-windows10

En caso de que no aparezca el icono de reserva, tenemos que comprobar que nuestro equipo está totalmente actualizado. Para ello, podemos ir al Panel de Control, Windows Update y revisar que estén instaladas todas las actualizaciones importantes de nuestro sistema operativo. Una vez instaladas, aparecerá la opción de reservar nuestra copia de Windows 10.

Una vez descargada la copia de Windows 10 en nuestro equipo, el proceso nos ofrecerá iniciar la instalación y no necesitará prácticamente la intervención del usuario. Podremos elegir si deseamos realizar una instalación limpia, es decir, como si fuera un ordenador nuevo, o si queremos preservar archivos y programas. Este segundo caso es más cómodo, pero tarda algo más.

Una vez que hemos actualizado el equipo, tenemos un mes para probar si nos gusta el nuevo sistema operativo o preferimos volver al anterior. A partir de aquí, nuestra licencia se transferirá de forma automática a Windows 10. Para volver a Windows 7 o Windows 8, podemos hacerlo a través de las opciones de recuperación del sistema donde Microsoft ofrecerá la opción de “Volver a la versión anterior de Windows” dentro de estos ajustes de recuperación.

Cómo preparar tu equipo para actualizar a Windows 10

vista-tareas
Si ya estás decidido a dar el salto al nuevo sistema operativo, lo primero que debes tener en cuenta es que tu equipo cumple con los requisitos mínimos para instalar el nuevo sistema. Son los siguientes:

  • Al menos un procesador o SoC de 1 Ghz.
  • 1 GB de memoria RAM en caso de la versión de 32 bits o de 2 GB para los 64 bits.
  • 16 o 32 GB de capacidad de almacenamiento, según versión de 32 o 64 bits.
  • Tarjeta gráfica con DirectX 9 o posterior con un controlador WDDM 1.0
  • Resolución de pantalla de al menos 1024 x 600 píxeles.

La mayoría de los equipos que tienen Windows 7 y Windows 8 instalados cumplen perfectamente con los requisitos necesarios. Además, tendremos que estar seguros de tener libres en nuestro disco duro un mínimo de 20 GB para que la descarga del nuevo Windows 10 pueda realizarse. Llegado el momento de la actualización, sería recomendable dejar el antivirus o el cortafuegos deshabilitado durante la misma, para que no haya ningún inconveniente ni ningún archivo quede bloqueado.

Una vez que cumplimos con todos estos requisitos, es hora de hacer una copia de seguridad de nuestros equipos, incluso aunque hayamos elegido la opción de instalación manteniendo programas y archivos. Si algo fallara durante la instalación, seguro que estaríamos mucho más tranquilos. Esta es una de las opciones por las cuales es mejor hacer una instalación limpia.

Qué novedades encontrarás en Windows 10 después de la actualización

Una de las primeras novedades que vamos a ver con la llegada de Windows 10 es la vuelta del menú de inicio. Se trata de un nuevo menú, que aprovecha los “Tiles” interactivos de Windows 8 para mostrar información en vivo, pero que es totalmente configurable, tanto en el tamaño que queremos que nos ocupe como las aplicaciones que queremos tener, su tamaño o si son o no interactivas. Un acierto tanto en funcionalidad como en diseño por parte de Microsoft.

También contaremos con un nuevo navegador, Microsoft Edge, que ha sido diseñado totalmente desde cero. Su icono recuerda mucho al viejo Internet Explorer, que sigue estando presente, aunque ya no se actualizará más con nuevas versiones o funcionalidades. Entre las novedades que nos ofrece Edge podemos destacar su adaptación a todo tipo de dispositivos, por lo que podemos utilizarlo de forma táctil sin inconvenientes.

También podrás tomar notas directamente desde una página web y luego compartirlas, un modo lectura para que no tengamos distracciones cuando estamos leyendo un artículo página que nos interesa y su integración con Cortana, el nuevo asistente de voz de Microsoft. Muy importante es la adaptación de Edge a los estándares HTML5 y CSS3, así como la futura llegada de extensiones de Chrome al navegador.

Cortana es otra de las grandes novedades, un asistente de voz que nos ayudará en nuestras búsquedas, a abrir aplicaciones, crear recordatorios, etc. Lo podremos utilizar en cualquier equipo que tenga un micrófono disponible para recoger nuestra voz o también introduciendo el texto a buscar, en caso de equipos de sobremesa que no disponen de esta funcionalidad.

A nivel gráfico el rediseño ha sido completo y lo cierto es que el resultado es brillante. Nos encontramos con nuevos iconos, nueva barra de tareas y un nuevo área de notificaciones que cumple muy bien con su cometido. Aquí también destaca su nueva vista de tareas que te permitirá ver de forma sencilla que aplicaciones tienes abiertas en ese momento así como crear varios escritorios virtuales. De esta manera puedes tener en un escritorio tus aplicaciones y en otro abierto un juego a pantalla completa, pasando de uno a otro de forma sencilla.

Continuum es otra de las grandes funcionalidades que incorpora Windows 10 para dar respuesta a los portátiles híbridos, que pueden trabajar como tablets pero también como portátil tradicional incorporando un teclado. El escritorio cambia en función de si lo utilizamos de forma táctil, más parecido aunque no igual al de Windows 8, y vuelve al clásico al poner el teclado.

Quizás el gran salto de Continuum lo veamos cuando lleguen los nuevos smartphones de Microsoft, donde podremos conectarlos a una pantalla, teclado y ratón y tener una experiencia muy parecida a Windows 10 en un ordenador tradicional utilizando sólo nuestro móvil conectado a periféricos y con el escritorio adaptado al nuevo tamaño de pantalla.

En Tecnología de Tu a Tu | Con Windows 10 Microsoft quiere volver a reinar: estos son las claves para conseguirlo


Etiquetas: